Sectores

150 millones de menores son víctimas de violencia sexual en el mundo

Alrededor de 150 millones de niñas y adolescentes menores de 18 años en todo el mundo han sido víctimas de agresiones sexuales, según datos facilitados este jueves por Amnistía Internacional (AI). Además, todos los años se producen unos 14 millones de partos de madres adolescentes, debido sobre todo a relaciones sexuales forzosas y a embarazos no deseados.
AI destacó estos datos en la presentación en Madrid de su campaña mundial ‘Mi cuerpo, mis derechos’, que busca defender los derechos sexuales y reproductivos de todas las personas que en distintos países del mundo ven su salud y su vida amenazadas por este motivo.

Con esta iniciativa, Amnistía insta a los gobiernos a adoptar políticas positivas que faciliten el acceso a los servicios de salud y a métodos anticonceptivos, así como a abandonar las políticas represivas que limitan libertades básicas en este terreno.

La campaña tendrá dos años de duración, a lo largo de los cuales AI publicará informes sobre distintos países que, según AI, violan dichos derechos. Entre estos, figuran los del Magreb, donde se obliga a niñas violadas a casarse con su agresor; El Salvador y otros países del Caribe, donde se impide a las mujeres y las niñas abortar a pesar de que existan riesgos para su salud o su vida; muchos Estados de África y Asia, donde son comunes los matrimonios forzosos y los embarazos a edades muy tempranas, e incluso países europeos como Irlanda, que castiga con hasta 14 años de cárcel a las mujeres que abortan si no hay riesgo para su salud.

Con motivo del lanzamiento de la campaña, el secretario general de AI, Salil Shetty, se ha reunido con mujeres de comunidades rurales de Nepal, donde muchas niñas son obligadas a casarse y más de medio millón de mujeres padecen una dolencia conocida como prolapso uterino (caída del útero), debido a los continuos embarazos y al duro trabajo que realizan.

Shetty calificó de “incomprensible que en pleno siglo XXI haya Estados que consienten el matrimonio prematuro y la violación conyugal, o que criminalizan el aborto, las relaciones sexuales fuera del matrimonio y las relaciones homosexuales, llegando incluso a castigarlas con la muerte”.

Servimedia