Destacado Empresas Sectores

Enagás confirma que las eléctricas utilizan la energía más cara para su producción

La demanda de gas para la generación de electricidad está creciendo un 32% en 2017

Utilizar el gas para la producción de electricidad también beneficia los resultados de Enagás

En la presentación de sus resultados anuales, Enagás asegura que en lo que va de año, la demanda nacional de gas natural ha crecido un 20% respecto al mismo periodo de 2016 por el efecto, entre otros, de la ola de frío. El pasado 19 de enero la demanda de gas alcanzó una cifra récord desde febrero de 2012, que se superó atendiendo con normalidad toda la demanda gracias al papel de los almacenamientos subterráneos y de las plantas de regasificación. Aunque lo que más destaca es que la demanda de gas natural para la generación de electricidad está creciendo un 32% en lo que va de 2017, lo que pone de manifiesto el papel fundamental que el gas natural desempeña para garantizar el suministro eléctrico. Esta estrategia de producción significa que los grandes grupos eléctrico españoles están utilizando sus centrales de ciclo combinado para marcar los precios más altos en el pool energético, y así maximizar los márgenes de rentabilidad de sus empresas de producción.

En 2016, Enagás ha obtenido un beneficio de 417,2 millones de euros, lo que supone un incremento del 1,1% con respecto a 2015, en línea con el objetivo previsto para el ejercicio. Un incremento que proviene principalmente de la por dividendo aportación de sus sociedades participadas.  Para el ejercicio 2017, el objetivo es incrementar el beneficio neto stand alone un 5% y con unas inversiones de 650 millones de euros. Además, del compromiso es repartir un dividendo con cargo al beneficio neto de 2017 de 1,46 euros por acción, lo que supone un incremento del 5% con respecto al año anterior.

La estrategia de producción de electricidad a través del consumo de gas aprovechando la “olas de frío”, también permitirá a Enagás enjuagar su “deficit de tarifa”, antes de los previsto.  En un documento remitido a CNMV, la empresa explica que prevé un déficit gasista de entre 130 y 140 millones de euros para 2016 y estima que el sistema entrará en equilibrio en 2018.

El grupo estima una aceleración del crecimiento de la demanda nacional de gas del 3,5% anual para el periodo 2017-2020, frente al 2,1% en 2016, en línea con “el crecimiento económico” del país y debido a un mayor consumo del gas para generación eléctrica, lo que llevará a este equilibrio del sistema, según indicó un portavoz de Enagás en una conferencia con analistas para presentar los resultados del ejercicio 2016. Además, prevé que, con el crecimiento estimado de la demanda, el déficit acumulado en el sistema gasista se absorbería en el año 2022, 15 años antes de lo previsto.

Enagás destaca que la aplicación del actual marco regulatorio “ya está cumpliendo el principal objetivo perseguido, eliminar el desajuste entre ingresos y gastos del sistema gasista”.