Opinión

Desempleo a ritmo de Macarena

Hay canciones que se quedan en la memoria como algo tierno y entrañable, por ejemplo, esta:

Si algunas previsiones me resultan entrañables y tiernas, estas son las económicas. Porque se incumplen de forma sistemática, pero quienes las trazan sobre papel, y sobre todo aquellos que ponen una voz más sesuda y grave, se juegan a diario los cuartos con ello. Es para tenerles cariño.

Ahora las previsiones dicen que vamos a ir fetén. Que de aquí a nada creación de empleo y algarabía generalizada. Bueno, decir, más bien, dicen que vamos a ir de a poquitos; pero la verdad es que venimos de estar tan machacados que echarle un poco de alegría al cuerpo va a ser más que nada.

Fíjense si vamos a ir de a poquitos que, según los sabios económicos que nos gastamos, y que son los mismos que se comieron doblada la crisis porque todavía en 2007 seguían negando que la habíamos liado parda, por más empleo que creemos vamos a pasar 2014 y 2015 todavía en un 25% de desempleo.

En fin. Hasta la etapa de crecimiento anterior siempre se dijo que el paro estructural en España era de dos millones. Mucha imaginación van a tener que ponerle los estadistas para que esa mentira oficial suba ahora hasta los cinco millones, que va a ser la realidad contante y sonante.