Internacional

5 millones de niños en el mundo trabajan en condiciones de esclavitud

Unos cinco millones de niños trabajan en condiciones de esclavitud en todo el mundo, según el director de la Oficina de la Organización Internacional del Trabajo para España (OIT), Joaquín Nieto. Con motivo del Día Internacional contra la Esclavitud Infantil mañana miércoles, Nieto destacó que “cerca de 21 millones de personas son víctimas del trabajo esclavo en el planeta, y de estos, la cuarta parte son niños”.

Todos ellos implican unos beneficios para sus explotadores de 30.000 millones de euros aproximadamente, agregó.
A su juicio, resulta “increíble que 150 años después de la abolición de la esclavitud en EEUU, todavía estemos así”.

Nieto subrayó además que la esclavitud se extiende por todo el mundo, y que 3 de cada mil habitantes son víctimas del fenómeno. Las tasas más altas se registran en Asia Central y en Europa del Este (4,2 por mil), mientras que los países occidentales se sitúan en el 1,5 por mil.

El 90% de los esclavos del siglo XXI lo son debido a causas económicas, y fundamentalmente se encuentran en talleres clandestinos, en la prostitución, en la mendicidad, en el trabajo doméstico y en trabajos de alto riesgo. En el caso de los niños, son la mendicidad forzosa y el empleo en talleres clandestinos las situaciones más comunes, destacó Nieto.

Con todo, Nieto quiso subrayar que junto a los 5 millones de niños esclavos, unos 168 millones de menores de 18 años son víctimas del trabajo infantil hoy en día. De ellos, 85 millones se emplean en las peores formas laborales (trabajos peligrosos para la salud, en condiciones de esclavitud, con jornadas de más de 40 horas semanales).

Sin embargo, prosiguió, “hay motivos para la esperanza”, puesto que en los 10 últimos años se ha conseguido reducir esta cifra en un 50%, que llega al 60% en el caso de las niñas. “No se trata por tanto de una maldición bíblica, sino que “podemos luchar contra ella”, afirmó.

Para ello, la OIT trabaja con los Gobiernos a fin de que incluyan la explotación laboral infantil como un delito penal; fomentar la escolarización de los niños, y promueve la sensibilización entre las sociedades de los países en desarrollo, con el objetivo de que no consientan estas situaciones.

Servimedia