Destacado Empresas Noticias PYMES

PropTech Tiko: una startup española que irrumpe en el sector inmobiliario

La PropTech (contracción anglófona de Property Technology), una tecnología aplicada a la compraventa inmobiliaria, continúa abriéndose paso en España. Es el caso de Proptech Tiko, una startup española (con antecedentes turcos) y que ofrece la “digitalización del proceso de venta de inmuebles” a fin de reducir el tiempo medio de la venta inmobiliaria. Tiko ofrece una valoración del inmueble a través de una tecnología innovadora que arroja una oferta competitiva en 24 horas, sin necesidad de visitar la propiedad y de manera gratuita. A continuación el vendedor dispone de un plazo de 5 días para aceptar la oferta, tras lo cual se realiza la inspección técnica de la propiedad y los trámites legales propios del cambio de propiedad. Estos últimos son gestionados por Tiko quien garantiza realizar el pago del inmueble en “unos pocos días”.

Ana Villanueva, CEO y fundadora de Tiko asegura que digitalizar la valoración del inmueble permite reducir el tiempo medio de venta de un piso desde los cuatro meses actuales a tan solo una semana. Villanueva remarca que se trata del “cambio más importante [para el sector] desde que surgieron los portales inmobiliarios online hace ya más de una década”. Esta “revolución” es posible gracias a que las PropTech emplean algoritmos de Big Data que permiten una valoración automatizada y precisa de cada vivienda. Para ello, Tiko procesa e interpreta una infinidad de fuentes diversas de información (Catastro, Registros de Propiedad, Institutos de Estadísticas, portales inmobiliarios).

Según el INE, en España existían más de 48.000 empresas en el sector inmobiliario al cierre de 2017. Sin embargo, este gran número de empresas no parece ayudar a dinamizar el sector. En constraste, la principal ventaja de las PropTech que Tiko pone en valor es la mayor rapidez en la concreción de la venta, la cual se realiza además sin pasar por la incertidumbre de si se concretará la venta o no. Entre otras ventajas comparativas a destacar está la comodidad de evitar todo el jaleo del típico proceso de venta (enseñar el inmueble, negociar el precio y realizar el papeleo), y el ahorro de comisiones de las agencias tradicionales (entre 3% y 5% del precio de venta, o la tarifa fija de las agencias online).