Destacado Economía Nacional Noticias Política

Ábalos califica el decreto de las VTC de “solución completa y perdurable” al conflicto con el taxi

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, defendió este jueves en el Congreso de los Diputados que el decreto ley que transfiere la regulación de las licencias de transporte de Vehículos de Turismo con Conductor (VTC) a las comunidades autónomas ofrece “una solución completa y perdurable” al problema creado por “el brutal incremento del número de autorizaciones que operan en el mercado”.

En la defensa del decreto en el debate de convalidación en la Cámara Baja, el ministro sostuvo que “se ha puesto de manifiesto que las medidas tomadas hasta la fecha no son suficientes” para atender los problemas generados ya que actualmente la proporción de VTC frente al taxi alcanza una de cada seis, llegando a una de cada tres en algunas autonomías.

En dicho debate, la convalidación del decreto quedó en el aire puesto que el visto bueno queda en manos del PNV, cuyo portavoz, Íñigo Bariandaran, no aclaró el sentido del voto de la formación, ya que tras defender “la necesidad” del decreto y destacar “la valentía” del Gobierno dijo que “no nos parece correcto el planteamiento”.

Por su parte, mostraron su apoyo el PSOE, Unidos Podemos, ERC, PDECat, Compromíss, Bildu y Coalición Canaria, con demandas de tramitación como proyecto de ley y críticas a algunos aspectos, mientras que se posicionaron en contra el PP, Ciudadanos y Foro Asturias.

Ábalos señaló también que el objetivo del decreto “es situar a las VTC en el ámbito competencial en el que deben estar de acuerdo con la actividad que están realizando realmente, que es el urbano”.

En la misma línea, defendió que este nuevo marco regulatorio podrá garantizar la “competencia leal” con el taxi además de permitir que los entes locales puedan gestionar de forma adecuada la movilidad interior de los viajeros y controlar de forma más efectiva las condiciones de prestación de los servicios.

“Es evidente que hay muchos intereses en juego y son legítimos, pero desde este ministerio no hemos tenido ningún interés concreto por nada ni por nadie porque nuestra obligación es velar por los intereses generales y se ha hecho pensando en la ciudadanía, la demanda de nuevos servicios y la persistencia de los que tradicionalmente los han prestado”, concluyó.