Empresas

Abengoa reducirá su deuda a casi la mitad con la reestructuración

Abengoa reducirá su deuda desde los 9.300 millones que tenía a cierre de 2015 hasta 4.923 millones de euros con la reestructuración que prevé llevar adelante con el objetivo de evitar el concurso de acreedores. Lo explica la multinacional española en una carta remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

A ello se suma la línea de financiación que recibirá esta semana por parte de sus acreedores y la cual permitirá cubrir sus necesidades inmediatas de liquidez.

Con este plan de reestructuración, los actuales accionistas verán reducirse su participación hasta el cinco por ciento y las entidades que financien el préstamo tendrán derecho a recibir un 55 por ciento del capital social de la Nueva Abengoa, para la cual deberá nombrarse un nuevo presidente y un nuevo consejero delegado.

El plan cuenta con el respaldo del que era conocido como ‘G-7’, que se ha reducido a ‘G-6’ después de que Banco Sabadell se desprendiera de su deuda en la compañía, al igual que de los principales bonistas.

Mejora a largo plazo

Las cuentas de Abengoa no volverán a números verdes hasta pasados unos años. En concreto, la compañía no prevé un Ebitda positivo hasta 2017, cuando registre un saldo de aproximadamente 20 millones. Este crecerá hasta los 274 millones de euros en el horizonte de los próximos cinco años, el mismo tiempo en el que situará sus ingresos en 4.206 millones de euros.