Empresas

Abengoa suscribe un préstamo de 137 millones para cubrir su liquidez

Permitirá responder a las obligaciones más inminentes con sus empleados y cubrir suministros críticos

A seis días de que venza el plazo para evitar el preconcurso de acreedores, Abengoa ha suscrito un préstamo de 137 millones a través de su filial Abengoa  Concesions Investments Limited. Este vencerá el 23 de septiembre de este año o doce meses desde el momento de su disposición, en el caso de prórroga de los préstamos de septiembre o diciembre.

El contrato “tendrá como finalidad satisfacer las necesidades generales de negocio de la sociedad y sus filiales”, ha explicado la empresa en una nota remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Por ello, su objetivo es cubrir las necesidades de liquidez de la compañía, algo en lo que ha trabajado junto a los principales acreedores ya que la empresa necesitaba atraer el apoyo del 60 por ciento de la masa acreedora para solicitar la prórroga al juzgado.

Este apoyo, cuyo interés será el Euribor más el 14,5 por ciento, permitirá a Abengoa responder a las obligaciones más inminentes con sus empleados y cubrir suministros críticos. A ello habrá que sumar también el interés de demora, que será el resultado de sumar cinco puntos porcentuales a la tasa de interés anterior.

Como ocurrió en las dos líneas de liquidez anteriores, la multinacional española ha presentado como garantía las acciones de Atlántica Yield, en la que es principal accionista. En esta ocasión, otorgará una prenda sobre 14,3 millones de acciones en favor de los prestamistas, un volumen equivalente al 14,3 por ciento del ‘yield’ cotizado en Nueva York.

Signo de confianza

Fuentes del sector indicaron a Europa Press que la nueva inyección de liquidez son un signo de confianza de los acreedores de la Nueva Abengoa, la cual “comenzará pronto a ser un negocio viable y sostenible capaz de generar valor y beneficios a largo plazo”.

Esta “inyección viene a reforzar las probabilidades de éxito del plan de viabilidad industrial y financiero que se encuentra en fase de adhesión por parte de los acreedores financieros y para lo cual Abengoa está trabajando intensamente”, añaden.