Empresas

Abengoa y los acreedores trabajan para aclarar deuda y necesidades liquidez

Abengoa y sus acreedores siguen centrados en desentrañar los detalles del endeudamiento de la empresa, así como sus necesidades inmediatas de liquidez, en el marco de las negociaciones para sacar al grupo del preconcurso.

En un nuevo entorno, marcado por la colaboración y la transparencia, la consultora KPMG, asesora en el proceso de reestructuración de la deuda, trabaja intensamente para conocer los detalles de los números rojos de la firma sevillana, un estudio que podría estar terminado para finales de la próxima semana.

Precisamente este esquema de la deuda es el requisito exigido por los acreedores para empezar a abordar posibles soluciones para el futuro del grupo, ya que permitirá dilucidar las verdaderas necesidades de liquidez para estos meses de preconcurso.

Desde la compañía, hoy han reconocido que, como parte de su plan de reestructuración, lleva a cabo “ajustes continuados que implican la reducción de plantilla en sedes” y que, en casos puntuales, no descarta “eventuales paradas de algún proyecto”, todo con el fin de lograr la sostenibilidad del negocio.

La empresa ha subrayado que “se esforzará para llevar a cabo estas ambiciosas medidas, que continuarán aplicándose hasta llegar al equilibrio óptimo para la sostenibilidad del negocio”.

El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha insistido en que se trata de “una buena compañía desde el punto de vista del contenido”, que ha tenido “una política financiera profundamente desacertada”.

“Se han endeudado mucho, están muy apalancados y al final los costes financieros de ese endeudamiento han sido muy superiores a los flujos de caja, a los ingresos que se estaban generando y eso ha llevado a esta situación”, ha apuntado

Y todo, ha subrayado, sin perjuicio, de que al Gobierno le parece “absolutamente implanteable” que la dirección de la empresa la deje en una situación de preconcurso y se repartan unos 25 millones de euros en finiquito.

Abengoa, ha insistido Soria, “ha hecho muy buena ingeniería técnica pero muy desacertada ingeniería financiera”.

En la batalla judicial, la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha dictado el auto por el que se abren las diligencias previas y se da traslado a la Fiscalía sobre la competencia en las primeras querellas presentadas contra Abengoa.

En el auto, al que ha tenido acceso Efe, se señala que “no estando determinadas la naturaleza y circunstancias de los hechos ni las personas que en ellos han intervenido”, es procedente “instruir diligencias previas y practicar aquellas esenciales encaminadas a efectuar tal determinación y en su caso, el procedimiento aplicable”.

El auto se refiere a las dos querellas presentadas hasta ahora contra Abengoa: la de dos bonistas, representados por el despacho de abogados Ius+Aequitas, y por otro, la presentada por el despacho Yvancos en representación de varios accionistas.

En bolsa, las acciones clase “B” de Abengoa, las más líquidas, han cedido un 0,25 %, hasta los 0,404 euros, muy por debajo de los 0,91 euros que contabilizaban antes del anuncio del preconcurso. EFECOM