Empresas

ACS ganó 702 millones en 2013, frente a las pérdidas de 1.928 millones de 2012

ACS registró un beneficio neto de 702 millones de euros en 2013, frente a las pérdidas de 1.928 millones del ejercicio anterior, según informó este jueves la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Por su parte, los ingresos del grupo que preside Florentino Pérez se situaron en 38.373 millones de euros en 2013, un 0,1% menos. Además, el resultado bruto de explotación (Ebitda) se redujo un 2,8%, hasta los 3.002 millones.

Según su distribución por áreas geográficas, las ventas demuestran la importante diversificación de los ingresos del Grupo, donde Asia Pacífico representa cerca del 39% de las ventas, América un 34% y Europa un 26%. España representa menos de un 14% de las ventas totales.

Por su parte el beneficio neto de explotación (EBIT) superó los 1.746 millones de euros con un incremento del 10,5% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. En términos comparables, eliminando el efecto del tipo de cambio, el crecimiento sería del 16,9%. El margen sobre ventas se sitúa en el 4,5%. El beneficio neto atribuible del Grupo fue de 702 millones de euros, mientras que la cifra de 2012 se vio fuertemente afectada por el saneamiento de la inversión de ACS en Iberdrola llevada a cabo durante 2012.

Inversiones del grupo en 2013
ACS ha hecho inversiones durante 2013 por valor de 2.484 millones de euros. Entre las inversiones operativas del periodo destacan las de Construcción, que provienen en su gran mayoría de la adquisición de maquinaria y equipamiento de Leighton en Australia, necesarios para el desarrollo de su actividad de Minería. Iridium ha invertido en la construcción de varias autopistas, entre las que destaca la I595 en Florida, en el último tramo de su desarrollo.

En Servicios Industriales se ha invertido en la finalización de varias plantas renovables en España, que han entrado en funcionamiento en 2013 y en parques eólicos en Perú. En Medio Ambiente el Grupo ha invertido en plantas de tratamiento, principalmente en la de Essex, en el Reino Unido.