Empresas

Adif dice que el Gobierno tenía prisas por terminar las obras y se tiró mucho de trabajos de emergencia

Iñaki Garay portavoz de Adif se ha referido hoy a esa presunta malversación de fondos públicos por parte del organismo que representa. Ha alegado Garay que el sobrecoste que ha sido detectado en las obras del AVE Madrid Barcelona sería posible que se debiera a que en el año 2008 el Gobierno de aquel momento tuviera prisa por terminar las obras, “cumpliendo con los plazos”. La cartera de Fomento durante los años de estas obras estaban en manos de Magdalena Álvarez y José Blanco.

Garay ha declarado en los micrófonos de Cope que en aquel entonces ya hubo problemas en varios tramos porque se venía abajo prácticamente una línea convencional. ¿A qué conlleva esto? A que haya que disponer de obras de emergencias por lo que los costes podrían estar justificados si atendemos a este argumento, se habrían pasado del presupuesto inicial.

Refiriéndose a la conocida como “Operación Yogui” ha señalado que la Fiscalía no ha demandado a Adif documentación alguna sobre otros tramos del AVE que no sea el que se está investigando, solamente al comprendido entre Sagrera-Nus de la Trinitat.

Ante estas dudas, la titular del ramo actual, Ana Pastor ha ordenado una auditoría interna que va a consistir en la revisión de las obras sospechosas, sus cifras, así como los matices técnicos.

Garay, como representante de Adif ha justificado que los contratos públicos están muy controlados, que hay muchos ojos puestos aunque ha admitido que puede haber malversación si los implicados se ponen de acuerdo. Ha concluido diciendo que espera que las investigaciones sean capaces de conocer el fraude, si es que existen espacios por los que burlar estos férreos procedimientos de contratación pública.