Internacional

Aires de cambio en Uzbekistán

Uzbekistán es una de las antiguas repúblicas de la extinta Unión Soviética que limita con Afganistán a lo largo de unos 200 Km de peligrosa frontera. Allí se ha venido desarrollando una democracia con unas características particulares –ya se sabe que no hay dos democracias iguales— y que va amoldándose poco a poco a los estándares internacionales que le va marcando la OSCE, entre otras organizaciones internacionales de la que es parte.

Desde 2005 posee una Cámara Alta y una Cámara Baja. Los escaños del Senado –la Cámara de representación territorial— se distribuyen de la siguiente manera: 6 senadores por cada una de las 12 provincias más otros seis por la ciudad de Taskent –la capital— y otros 6 por la república de Karakalpakistán, además de otros 16 senadores elegidos directamente por el Presidente.

Por otro lado, de los 150 escaños del Oliy Majlis –la Cámara Baja— se ponen en liza 135 ya que 15 son reservados directamente para el Movimiento Ecológico de Uzbekistán (MEU), por ser uno de los problemas más graves de la región, y son elegidos directamente en la asamblea de dicho partido –celebrada el 23 de diciembre de 2014—.

El pasado 21 de diciembre se llevó a cabo la primera ronda de las elecciones a la Cámara Baja de Uzbekistán y el día 4 se elegirán los escaños que aún estén en liza. De los 135 escaños, se han cubierto –por el sistema mayoritario— 113, mientras que en 22 distritos electorales ninguno de los candidatos obtuvo la mayoría absoluta necesaria –50% más un voto— para ser elegidos en primera convocatoria. En la anterior convocatoria electoral –diciembre 2009-enero 2010— los escaños que quedaron sin resolver en diciembre fueron 39. Se podría decir que los ciudadanos van viendo las diferencias entre candidatos. De los 535 candidatos presentados por los cuatro partidos, 170 eran mujeres (31,8%) ya que existe un mínimo marcado por la Ley de al menos un 30%, aunque pueden ser más si los partidos así lo eligen; al final, sólo 24 (16%) son mujeres.

Estos candidatos pertenecen a cuatro partidos, pero en Uzbekistán no es tan importante el partido como la persona que se presenta, muy al contrario de lo que sucede en España donde el debate electoral está muy ideologizado, siendo casi lo de menos quién se presente y lo de más el partido por el que se presenta, ya que el ciudadano sólo puede votar una lista cerrada y bloqueada y no puede interferir en el proceso de la confección de dicha lista. Los cuatro partidos uzbekos son: el Liberal Democrático (UzLiDeP), de corte liberal, el partido de los empresarios y de los hombres de negocio; el Partido del Renacimiento Nacional o Milliy Tiklanish, más nacionalista; el Partido Democrático del Pueblo de Uzbekistán, de difícil ubicación ideológica; y el socialdemócrata Adolat.

elecciones

Ambas jornadas electorales –21 de diciembre y 4 de enero— transcurrieron sin incidentes. Como curiosidad, se puede añadir que en cada colegio electoral hay un equipo sanitario –médico y enfermero— y un aula dedicada al cuidado de los niños pequeños cuyos familiares se acercan en ese momento a ejercer su derecho al voto –es día festivo y no funcionan las guarderías—; no se puede perder de vista que alrededor del 25% de la población tiene menos de 15 años, que el 65% tiene entre 15 y 64 años y que sólo el 6% de la población es mayor de 65 años; en pocas palabras, es una nación de jóvenes que crece progresivamente.

Las jornadas electorales han sido seguidas por más de 340 observadores provenientes de cinco organizaciones internacionales –OSCE, CEI, OCS, OCI— y de 52 Estados, además de los más de 70.000 observadores autorizados por los partidos políticos que concurrían en estas elecciones.

Por último, hay que destacar que el 26 de diciembre pasado se reunió la Comisión Electoral Central de Uzbekistán y anunció que el próximo 29 de marzo serán las elecciones presidenciales. Esa será una cita más que interesante, pues queda abierta la incertidumbre de si el Presidente, de 76 años, repetirá como candidato o no.

Antonio Alonso, prefesor de la Universidad CEU San Pablo