Política Sectores

Al contratar a un parado de larga duración las empresas se beneficiarán de los 426 euros

Las empresas del sector privado serán las que se beneficien de la compatibilidad de la ayuda a parados de larga duración con un salario, ya que podrán descontarse esta cuantía, 426 euros, de la remuneración que pagan al trabajador durante un máximo de cinco meses. Así lo explicó la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, que este viernes aprobó el Programa extraordinario de Activación para el Empleo que recoge esta ayuda para los parados de larga duración.

Según Báñez, la compatibilidad del salario y de la ayuda sólo se dará “en el caso del empleo privado”, donde “el empresario podrá descontarse la cuantía de la ayuda“. No obstante, la cifra que el empleador podrá descontarse, que será cubierta por la administración, no podrá superar en ningún caso el 80% de la cuantía total del salario. Es decir, que si la empresa contrata a tiempo parcial a un parado de larga duración por 426 euros mensuales, no se podrá descontar el 100% del salario, sino como mucho el 80%, unos 340 euros.

En cuanto a los requisitos para acceder al Plan de Activación para el Empleo, Báñez apuntó que los parados deberán haber estado inscritos como demandantes de un empleo a fecha de 1 de diciembre de 2014, y haber estado en esta situación al menos durante 12 meses en el último año y medio.

Asimismo, tienen que haber agotado todas las ayudas y subsidios hace más de seis meses y no recibir ninguna prestación de comunidad autónoma o ayuntamiento. También tienen que tener responsabilidades familiares y no superar el nivel de renta que se establezca. Además, los beneficiarios tienen la obligación de aceptar los empleos “adecuados” o cursos de formación que se le ofrezcan, de manera que si rechazan uno quedarán excluidos del programa.

El plan estará vigente desde el 15 de enero al 15 de abril de 2016 y el Ejecutivo estima que se beneficiarán entre 400.000 y 450.000 parados, con un coste total de entre 1.000 y 1.200 millones de euros. Asimismo, prevé que la tasa de cobertura de la protección por desempleo alcance el 65%, frente al 57,31% del mes de octubre.

INSERCIÓN LABORAL

La ministra hizo hincapié en que el objetivo de este programa es “el empleo, la inserción laboral, que vuelvan cuanto antes al mercado de trabajo aquellos que lo tienen más difícil”.

Así, sostuvo que, a pesar del cambio de tendencia en el mercado laboral, “todavía hay mucha gente que desgraciadamente no ha abandonado el desempleo”. Por esta razón, sostuvo que el Ejecutivo quiere “hacer un esfuerzo” ya que “queremos recuperación económica pero con cohesión social, porque queremos ayudar a que nadie se quede fuera de la recuperación”.

La ministra destacó también que este programa “novedoso” incluye obligaciones para el beneficiario, que deberá “comprometerse activamente a buscar un empleo”, pero también tiene derechos, que es “la atención personalizada” por parte de los servicios públicos de empleo. De esta forma, los que participen en el programa recibirán un Itinerario Personalizado de Inserción y contarán desde el primer momento con la ayuda de un tutor.

SERVIMEDIA