Política Sectores

Al límite: Artur Mas busca un pacto sobre la bocina

Estaría obligado a convocar elecciones para el mes de marzo al terminar el plazo legal para investir un President de la Generalitat el domingo

Se acaba el tiempo para Cataluña, o mejor dicho se le está terminando el plazo a Artur Mas. Si la Candidatura d´Unitat Popular (CUP) no cambia de opinión, la ciudadanía de la comunidad mediterránea volverá a citarse delante de las urnas para ejercer su derecho al voto en lo que serían las terceras elecciones en los últimos cinco años.

Lo que es cierto es que el candidato de Junts Pel Sí (JxSí) está intentando llegar a un acuerdo con el resto de fuerzas independentistas, por lo que las reuniones tanto con sus socios de coalición, Ezquerra Republicana de Catalunya (ERC), como con la CUP se están sucediendo.

Sin embargo, tiene claro el propio Mas que él debe ser investido como President de la Generalitat. En este sentido ha declarado esta misma semana que “para construir un Estado catalán no pueden existir vetos”.

La oferta: Una legislatura de 18 meses

Aunque en las reuniones que ya se han celebrado; el que ha sido jefe del ejecutivo catalán, desde que llegara a la presidencia en 2010, habría ofrecido al partido anticapitalista dos propuestas, según ha declarado en la televisión pública catalana.

Mas confirmó que la celebración de una moción de confianza en verano y el compromiso de dejar la presidencia a los 18 meses de legislatura, una vez se hubiese encarrilado el proceso soberanista, serían los ofrecimientos que la CUP ya ha rechazado.

Y aprovechó la ocasión para recordarle al partido antisistema que en caso de que el veto hacia su persona continúe y se haga efectivo “el compromiso deja de existir”. Para continuar afirmando que está “dispuesto a irse en 18 meses, pero si se nos veta y se nos pone cruces, nosotros nos defenderemos”.

La ANC no quiere nuevas elecciones

Ante el escenario político y la situación que se está viviendo en Cataluña, la Assamblea Nacional Catalana (ANC) convocó el jueves una concentración en el centro de Barcelona para pedir a JxSí y el resto de partidos llegar a un acuerdo que acabe con una situación que se ha quedado encallada, por ello lanzaron el lema “Volem acord. Volem Govern. Som sobirans”.

Coincidiendo en tiempo se celebró en la Ciudad Condal otra convocatoria que bajo el lema “MasDeixaPas”, que también buscaría evitar la celebración de unos nuevos comicios, pero exigiendo el cese de Artur Mas. Lo que facilitaría el apoyo de la CUP.

Diario Financiero