Empresas

Alianza contra la Pobreza Energética ocupa una oficina de Endesa y exige suministros mínimos

Una de cal y otra de arena. Hoy Enel y Endesa anunciaban que se habían quedado con el contrato de iluminación de Móstoles, que les va a permitir hacer una renovación de 17.000 puntos de luz en la localidad madrileña.

Aquí está la arena, pero ahora viene la cal. La plataforma Alianza contra la Pobreza Energética de Cataluña ha ocupado esta mañana a eso de las 11 horas una oficina de la eléctrica Endesa para protestar contra los cortes de luz que están sufriendo en la comunidad. Afectados por los cortes de suministro, así como integrantes del colectivo han acudido con camisetas rojas en las que rezaba: “Ni sed, ni frío, ni oscuridad”. Recordemos que, según los últimos datos, en España hay 7 millones de personas que sufren pobreza energética.

Piden a la empresa presidida por Borja Prado que no haya más cortes a los ciudadanos que no tienen recursos para pagar la factura, de ahí el lema que han lanzado. Además, exigen a la compañía que designe un portavoz con el que tratar de parar estos cortes de luz. Desde Alianza contra la Pobreza Energética alegan que Endesa ha quitado suministro sin tener en cuenta que hay enfermos que necesitan de electricidad para tratarse. Piden que no se corte la luz directamente, sino que se comunique a los servicios sociales y sean éstos los que decidan qué hacer.

Esta alianza está compuesta por grupos variopintos, desde la PAH, hasta la plataforma por la soberanía energética, así como pensionistas y desempleados afectados por los cortes de luz de Endesa.