Política Sectores

Alicia Sánchez-Camacho reconoce que le habría gustado “que las urnas no hubieran estado” en el 9-N

La presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, reconoció este martes que le hubiera gustado que “las urnas no hubieran estado” en los colegios el pasado 9 de noviembre en Cataluña, pero aseguró que, como dijeron los jueces de guardia de las diferentes localidades catalanas, “el domingo se dejó a la gente votar” porque lo contrario habría sido “una medida desproporcionada”.

Sánchez-Camacho se expresó así en declaraciones a Telecinco, recogidas por Servimedia, tras la celebración de la consulta alternativa del pasado domingo en la que participaron 2,3 millones de catalanes y un 80,7% votó a favor de la independencia en Cataluña . “Me hubiera gustado otra cosa, que las urnas no estuvieran”, admitió la presidenta del PP catalán para asegurar que “el domingo se dejó a la gente votar” porque “se instó a los jueces” y estos alegaron “desproporción”.

La presidenta del PP de Cataluña defendió que ha estado “en permanente contacto” con el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, y que éste que “tenía absolutamente claro que la consulta no se podía celebrar”, pero reconoció que “nadie podía esperarse que alguien”, en alusión al presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, “podía no cumplir la ley”. “La realidad es que salieron las urnas, aunque fueran de cartón”, reconoció Sánchez-Camacho para insistir en que respeta “lo que pueda decir” todo el mundo sobre el 9-N, tras hacer hincapié en que “el domingo no se hizo una votación democrática y eso demuestra que no hay garantía de legalidad”.

Sánchez-Camacho, que rechazó que el domingo “ganaran los independentistas”, descartó que en el PP haya voces críticas ante la inacción de Rajoy por no haber evitado la votación. Aseguró que en el PP de Cataluña “es unánime el apoyo al Gobierno”. “Cuando alguien incumple la ley, la ley tiene que ser aplicada y se tiene que cumplir”, emplazó. “Creo que nosotros no hemos hecho todo lo que teníamos que hacer”, admitió para añadir que se podía haber hecho más tras escuchar el mensaje de “España nos roba”.

Con todo, llamó a “la reflexión” porque dijo que los 1,8 millones de catalanes que el domingo votaron por la independencia “son los mismos votos que dieron apoyo a CiU, ERC y la CUP” en las últimas elecciones autonómicas.

 

SERVIMEDIA