Empresas

Alierta carga contra empresas como Facebook porque no pagan impuestos y no invierten

El presidente de Telefónica, César Alierta, afirma que la compañía paga 26 euros en impuestos por cada 100 euros que ingresa, una situación que contrasta con la de las empresas de Internet que “no pagan ningún impuesto”. En su intervención en la Junta General de Accionistas de la compañía, Alierta defendió que ésta es “una situación inverosímil” que “no puede seguir así”.

Además, criticó que estas empresas (denominadas ‘Over the top’, como Google o Facebook), que alcanzan 500 millones de clientes como hacen los operadores, “no invierten nada”, mientras que las compañías de telecomunicaciones aportaron 60.000 millones durante el pasado año. También recordó que las operadoras generaron 1,5 millones de empleos, mientras que las empresas de Internet menos de 10.000.

Asimismo, denunció que estas empresas que desarrollan su negocio en Internet “ni respetan la privacidad, ni la seguridad, ni la propiedad intelectual”. Ante esta situación, Alierta reclamó una reducción de la regulación específica que soportan los distintos mercados que conforman el sector de las telecomunicaciones.

En su discurso en la Junta General de Accionistas de la compañía, entregado a los asistentes por escrito, Alierta afirmó que es “imprescindible” que la regulación del sector “se adapte para reflejar la realidad de la nueva economía digital”. En este sentido, subrayó que el “incremento de la competencia” y unos mercados “dinámicos” deberían “reducir la necesidad de una regulación específica”.

Por esta razón, sostuvo que las nuevas políticas que se incorporen “deberían ser flexibles y garantizar las mismas reglas de juego para todos los agentes en el ecosistema digital”. El responsable de la compañía lamentó que en los últimos años “hemos sido testigos de cómo la tecnología puntera migraba lejos de Europa, tanto hacia al este como el oeste”. No obstante, se mostró “convencido” de que Europa “puede y debe liderar la próxima oleada de innovación, recuperando el liderazgo tecnológico”.

Para lograrlo, considera que es “imperante” avanzar en la armonización de la regulación europea, para evitar las “dificultades” que supone contar con “27 regulaciones distintas en la región”. Además, alerta de que la aparición de nuevos agentes en la industria “hace necesario evolucionar la regulación de la misma”, y contrastó las aportaciones “a la sociedad” que realizan las compañías de telecomunicaciones y las empresas de Internet.