Opinión

Alierta siempre devuelve las llamadas

Nos cuentan que un usuario de Telefónica contrató fibra óptica con la compañía, aunque teniendo algunos problemas con la instalación porque en su comunidad había lo que llaman cobre, es decir, una máquina de carbón comparado con el AVE.

Dicho cliente llamaba cada día a atención al cliente de la compañía y siempre le decían distintos plazos. Cansado de el mareo de fechas, ni corto, ni perezoso decidió mandar una carta al mismísimo César Alierta, presidente de Telefónica contándole el problema que tenía.

¿Cuál fue la reacción de Alierta? Pues lejos de hacer oídos sordos a las peticiones del cliente, una de las secretarias del empresario devolvió la llamada muy amablemente para intentar ayudarle con sus peticiones.  Y no sólo llamó en esa ocasión, sino que llamó más veces para ver como iban los trámites y hacer el seguimiento de manera personal.

El cliente de Telefónica, si lo quieren saber, finalmente logró solucionar el problema y contar con internet en casa.