Destacado Empresas

Álvarez Pallete pide “respeto” para el sector de las telecomunicaciones

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, aseguró este viernes que el marco regulatorio tiene “un impacto negativo” en las cuentas de su compañía y en el sector de las telecomunicaciones, “un sector que merece respeto”, “realiza enormes inversiones y genera millones de empleos”.

En la Junta General de Accionistas del grupo, Pallete aseguró que su compañía está hoy mucho mejor que hace cinco años, a pesar de que su crecimiento y el valor de la acción se han visto penalizados por varios factores.

En primer lugar, mencionó que Telefónica ha tenido que hacer una inversión costosa en red que sabíamos que impactaría en nuestros niveles de deuda y en la cotización de la acción”.

“También nos penalizan la fluctuación de las divisas de los países en los que operamos y la evolución bursátil de nuestro sector, que ha sido el que peor se ha comportado a nivel mundial en los mercados de valores durante los dos últimos años”, añadió.

Sobre la legislación, dijo que el “impacto negativo de la regulación sigue drenando crecimiento en un sector que merece respeto, un sector vital para la digitalización de la economía y el progreso de la sociedad, que realiza enormes inversiones y genera millones de empleos”.

Pese a estos obstáculos, Pallete se declaró convencido de que “más allá de las coyunturas bursátiles, se reconocerá el valor intrínseco de nuestra compañía”.

Durante el turno de preguntas en la Junta General de Accionistas, a Álvarez-Pallete le preguntaron por lo que va a suponer para la operadora el relevo en La Moncloa. Aseguró que en los últimos años, España ha logrado una tasa de crecimiento de casi el doble de la Unión Europea y a Telefónica le ha ido bien. “La prosperidad de España es el terreno propicio para el desarrollo de Telefónica. Estamos convencidos de que el futuro por delante es muy bueno y confiamos plenamente instituciones nuestro país”, afirmó el responsable de Telefónica.

Respecto a la inclusión del área digital dentro de las competencias del Ministerio de Economía, que ha decidido el Ejecutivo de Pedro Sánchez, Pallete dijo que es algo que aconseja el entorno normativo europeo, que pide “un solo discurso público”.

Sobre la ruptura de la relación laboral con el exministro Eduardo Zaplana, quien era asesor de Telefónica hasta su detención por blanqueo de capitales, dijo que su grupo se ha comportado en este asunto con “transparencia” y siguiendo las disposiciones legales.

Preguntado por la subasta de frecuencias 5G, afirmó que es importante que se acompasen los tiempos de esa subasta y la disponibilidad de los nuevos productos, “porque tenemos muy presente lo que pasó con las licencias UMTS “y no debería repetirse”.

En relación con el plan de incentivos a directivos que el Consejo de Administración ha llevado a la Junta de Accionistas, lo defendió porque está en sintonía con la política de empresas similares a Telefónica en todo el mundo de “retribuir a nuestros directivos por el valor y la experiencia que aportan”.

La Junta de Telefónica tuvo en el orden del día el refrendo de los resultados del ejercicio de 2017, en el que el grupo elevó su beneficio neto un 32% y redujo su deuda en 4.400 millones de euros.

El Consejo de Administración también presentó a los accionistas un plan de incentivos en acciones a directivos de hasta 250 millones. El plan tendrá una duración de cinco años, a aplicar en tres ciclos: el primero, a contar desde el 1 de enero de 2018 (con entrega de las acciones que correspondan en el año 2021), el segundo se iniciará el 1 de enero de 2019 (con entrega de las acciones que correspondan en el año 2022) y el tercero el 1 de enero de 2020 (con entrega de las acciones que correspondan en el año 2023).

El importe máximo total destinado al plan es de 250 millones de euros. Actualmente, el grupo de potenciales partícipes está compuesto por unos 1.050 directivos.

También se sometió a votación de la Junta la aprobación de un plan de compra incentivada de acciones de Telefónica para los empleados del grupo, que no superará los 30 millones.

La Junta examinó además el reparto de dividendo este año de 0,4 euros, con un primer pago de 0,2 euros el 15 de junio y un segundo de 0,2 euros el 20 de diciembre.