Economía

Álvarez y Cilleros se juegan la secretaría general de UGT

Cándido Méndez dice adiós después de 22 años al frente del sindicato

Finalmente serán dos los candidatos que se disputen la sucesión de Cándido Méndez al frente de la UGT. Tras la retirada del secretario general de UGT –Canarias, Gustavo Santana , por no contar con los avales suficientes, será su homólogos de Cataluña, Josep María Álvarez, y el secretario general de la Federación de Servicios para la Movilidad y el Consumo, Miguel Ángel Cilleros, quienes se repartan los votos.

La mayoría de las voces apuntan a que será Álvarez quien tome el relevo de Cándido Méndez. No obstante sobre el catalán pesa la sombra de sus declaraciones a favor del derecho a decidir, algo con lo que el ni Méndez ni algunos otros de los cabezas del sindicato comulgan.

Cabe destacar  que la sucesión del que ha sido secretario general del sindicato durante 22 años se celebra bajo un marco en el que el sindicato ha perdido casi 300.000 afiliados, más del 20 por ciento. A ello se une el resucitar de los escándalos de corrupción en la confederal de Andalucía, a la que Roberto Macías, ex trabajador del sindicato, acusa de “falsear facturas diariamente”.

Todo ello ha motivado que desde ya se empiecen a aplicar los primeros cambios, entre ellos la aprobación del seguimiento y evaluación del código ético, compuesta por 4 miembros “de reconocido prestigio” ajenos al sindicato. Otro de los cambios, conseguido precisamente por el candidato retirado Gustavo Santana es el de reducir del 25 por ciento al 15 por ciento el número de avales necesarios para presentarse a la secretaría general.