Empresas

Amazon: “Pagamos impuestos en los países donde operamos”

Las compras por Internet y el comercio electrónico van cobrando cada vez más importancia en nuestro país. En 2013, más de 11 millones de personas realizaron alguna compra a través de Internet en España, lo que supone el 31,5% de la población. Y en este mercado, Amazon es una de las compañías más consolidadas.

Adam Sedó, portavoz de Amazon en España ha explicado hoy en Gestiona Radio las claves de su negocio en nuestro país. A pesar de que Amazon es un gigante de ventas a nivel mundial, el mercado español va cobrando importancia para la compañía, gracias a la buena acogida que ha tenido, desde que desembarcó en España en 2011.

Según explica Sedó, las familias españolas valoran la comodidad de la compra por Internet, sin esperas, sin prisas, desde casa. Y Amazon, bajo este concepto, ha ido desplegando su selección: empezaron con 7 categorías y ahora tienen 19, en total 43 millones de productos disponibles. Pero en España llevan apenas 3 años, por lo que todavía tienen mucho camino por recorrer. Por el momento, su producto estrella, lo que más venden en España, es el Kindle, su libro electrónico. Aunque también, dentro del top 10 de ventas, se encuentran en su mayoría aparatos electrónicos.

En España tienen dos filiales: una de servicios corporativos, que se encarga de que la web funcione correctamente y otra que gestiona la logística. Pero ya antes de entrar en el mercado español, en 2012, Amazon compró una compañía del sector, BuyVIP, creada por un emprendedor de nuestro país.

Pago de impuestos

En la última semana se ha publicado que Amazon factura las ventas realizadas en su web española a través de Luxemburgo, y por tanto, se pagan allí los impuestos por los artículos que se venden por Internet. Sedó aclara que “Amazon paga sus impuestos en todos los países donde opera”, de acuerdo con la legislación local de cada territorio. Una empresa de comercio electrónico lo que más genera son ingresos por la venta de productos, y el IVA de estos productos se paga en España. “Si nosotros mandamos un paquete desde España hasta Reino Unido, el producto pagará el IVA de Reino Unido, tal y como establece la legislación de la UE”.

En Francia, el Parlamento acaba de aprobar una ley que prohibirá a los distribuidores de libros a través de Internet, y en particular a Amazon, aplicar rebajas por debajo del precio fijo de las librerías. La norma, que de hecho ya se conoce como ley anti-Amazon persigue evitar que los clientes del gigante tecnológico disfruten de descuentos de un 5%, sumados a la gratuidad de los gastos de envío, que afecten a las ventas en librerías tradicionales. En cuanto a si puede surgir una ley similar en nuestro país, desde Amazon, señalan que en España cumplen la ley: “hay un precio fijo, que establece el editor y al final Internet es una forma interesante de comprar libros y de acceder a la lectura, o de comprar libros que son difíciles de encontrar en librerías tradicionales”.

De cara al emprendimiento

Para los emprendedores, Amazon es una plataforma de ventas, para llegar a los clientes. En los últimos meses, observan las ganas que tienen los emprendedores, autónomos y pymes españoles de llegar a los clientes, y cómo esto se les facilita a través de Amazon, incluso al exterior, donde en últimos meses han aumentado un 300%. Así se benefician de la experiencia y capacidad de Amazon en otros mercados donde opera desde hace tiempo, como Reino Unido, Francia o Alemania, con lo que les facilita la exportación de sus productos, y también les sirve para llegar más fácilmente a familias españolas.