Economía

Análisis: Las tensiones en Ucrania causan el desplome de las bolsas europeas

La bolsa neoyorquina cierra el último día de la semana en la misma tónica que el resto, sin un rumbo definido. El Dow Jones se anotaba +0,30% y el S&P 500 +0,28%, pero el Nasdaq cerró con una caída moderada de -0,25. La subida del S&P 500 le sirvió para marcar un nuevo máximo histórico. El mes de febrero se salda, a pesar de las dudas de las últimas jornadas, con subidas superiores al 4% para los principales indicadores.

La sesión fue intensa en datos macroeconómicos, siendo el más importante el dato preliminar del PIB del 4T, que fue revisado a la baja desde el +3,2% hasta el +2,4%, con una menor contribución del consumo privado, parcialmente compensada por una mayor inversión empresarial.

Las bolsas europeas abren con fuertes caídas, acusando el incremento de las tensiones en Ucrania durante el fin de semana, con la incursión por parte de tropas paramilitares rusas en algunos puntos del país. El Banco central de Rusia ha subido los tipos de interés por sorpresa, desde el 5,5% hasta el 7%, en respuesta al desplome del rublo hasta mínimos históricos.

Las repercusiones de los últimos acontecimientos no se han hecho esperar y las principales plazas europeas se tiñen de rojo. Las caídas superan el -1,50% en el caso del CAC parisino, el Footsie 100 londinense y el Eurostoxx 50, superando el -2% para el MIB italiano y el Ibex 35.

Nuestro selectivo pierde los 10.000 puntos y cotiza en 9.876 puntos, con todos sus integrantes en negativo. En los primeros minutos de cotización las menores caídas son para Red Eléctrica y Ebro, que retroceden algo menos de un -1%. Los valores más castigados son Sacyr y FCC, que caen cerca de un -6%, seguidos de Acciona, Gamesa y Popular, con retrocesos que rondan el -4%.

El precio del crudo repunta por encima de los 110 $/barril Brent, mientras que los inversores vuelven a dirigir su mirada hacia activos refugio, como el oro (que sube hasta 1.350 $/onza) y la deuda alemana.

La prima de riesgo española cotiza en 195 puntos, con el bono a 10 años exigiendo una rentabilidad de 3,54%.

En la sesión se publicarán varias referencias macroeconómicas, como el PMI manufacturero de la Eurozona de febrero o los ingresos y gastos personales de enero y el ISM manufacturero y de precios pagados en EE.UU.; a pesar de la importancia de los indicadores, no se espera que en el día de hoy, con la tensión geopolítica como gran protagonista, puedan ayudar a cambiar el rumbo de las bolsas.

En España se ha publicado el PMI manufacturero de febrero, que ha vuelto a crecer en febrero hasta los 52,5 puntos gracias a incrementos en la producción, nuevos pedidos y encargos pendientes, con el consiguiente impacto positivo en la partida del empleo.

Victoria Torre, Self Bank