Mercado Deportivo

Aprobadas las medidas contra la violencia en los estadios

La Comisión Directiva del Consejo Superior de Deportes (CSD) aprobó este martes las medidas para combatir la violencia en el fútbol después de proceder a la modificación de los estatutos y del Código Disciplinario de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), entre las que se incluyen los cierres de estadios, la pérdida de puntos o el descenso de categoría.

Más de un mes después de que el mundo del fútbol decidiese unirse ante esta lacra a raíz de la muerte del hincha del Deportivo de La Coruña el pasado 30 de noviembre tras una reyerta con radicales del Atlético de Madrid en las inmediaciones del Vicente Calderón, las medidas anunciadas días después tomaron ya carácter oficial a partir de este martes mismo y podrán ser ya aplicadas en los primeros partidos de vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey.

Así lo anunció Miguel Cardenal, presidente del CSD, acompañado por su homólogo en la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Javier Tebas, pero no por el de la RFEF, Ángel María Villar. “Es uno de los integrantes de esta Comisión Directiva, pero no ha acudido”, se limitó a comentar Cardenal, después de que la federación aplazase la reforma de su estatutos y Código Disciplinario del 15 al 22 diciembre por un viaje de su máximo mandatario.

“Hoy es un día trascendente. La Comisión Directiva ha aprobado la modificación de los estatutos y del Código Disciplinario de la RFEF que permitirán que se lleven a cabo algunas de las medidas que creemos que puede ser más efectivas contra la violencia en el fútbol”, subrayó el secretario de Estado para el Deporte tras la celebración de la reunión en el Consejo.

Entre estas medidas, “una gama amplia según la gravedad de la infracción”, Cardenal enunció los cierres parciales o totales de los estadios, la pérdida de puntos, el descenso de categoría, la inhabilitación de directivos o “la plena operatividad” de las figuras que estarán pendientes “exclusivamente” de comprobar que el comportamiento de todos los que participan “se ajuste a las reglas”.

Además, en este sentido, el presidente del CSD, apuntó que la comprobación de estas mencionadas figuras “produzca una prueba plena en el ámbito jurídico” y que sea “sancionable sin llevar ninguna comprobación“, al estilo de lo que hace el Comité de Competición con las actas arbitrales y los amonestados.

En cambio, los oficiales de seguridad de los partidos seguirán siendo dependientes de la RFEF y no de la LFP, como deseaba ésta, que mantendrá la figura del director de partidos, encargado de informar de cualquier comportamiento anómalo en los estadios. Cardenal alabó “el esfuerzo importante” de la patronal “para incorporar personal que se dedique al correcto ajuste de esta medidas“.

“Es una batería de medidas amplias que entran en vigor hoy y que ya son operativas para los partidos de la Copa del Rey”, remarcó el presidente del CSD, que reconoció que están “moderadamente satisfechos con las medidas que se han aprobado por unanimidad” y que consideró “suficientes para afrontar la violencia”.

Además, Cardenal elogió el comportamiento de los clubes tras lo sucedido a finales de noviembre. “Estamos muy satisfechos con la actuaciones en general de los clubes y con el trabajo de la Liga con los equipos para romper cualquier vínculo con las aficiones violentas”, admitió.

EUROPA PRESS

Foto: prensa CSD