Nacional Noticias Política

La Asociación de la Prensa de Madrid pide un periodismo “libre, veraz e independiente”

La Asociación de la Prensa de Madrid (APM) hizo público este lunes el manifiesto ‘Por un periodismo libre, veraz e independiente’, con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa y con el objetivo de defender la libertad de información, que “está amenazada en la actualidad por muy variados factores”.

El comunicado se refiere a la libertad de prensa como “condición inexcusable” para la “pervivencia de la democracia”, así como base de la libertad de información ejercida por los periodistas. “Una información libre, veraz e independiente, que la sociedad tiene derecho a exigir y, a su vez, que los periodistas tienen el derecho y, sobre todo, la obligación de practicar”, indica.

Asimismo, denuncia la crisis que en la actualidad sufren los medios de comunicación y que ha tenido como consecuencia “el adelgazamiento de las plantillas” y “la drástica rebaja de los salarios de quienes han podido seguir dentro de la estructura empresarial”. En este sentido, señala que el panorama informativo refleja cada día “la fragilidad” de su situación. “En esas condiciones de inseguridad, el ejercicio de la libertad de información se convierte en progresivamente dificultoso para muchos periodistas”, apunta el comunicado.

La APM también denuncia las presiones que reciben los informadores desde todos los ámbitos, “porque existe una conciencia y constatación generalizada de que la posición del periodista es hoy más frágil de lo que lo fue en el pasado”. Tras el análisis de la situación actual, el comunicado hace un llamamiento a los diferentes actores de la sociedad para que sean conscientes de la situación y defiendan la libertad de la profesión periodística.

RECLAMACIONES

La primera apelación es a los “gobiernos, partidos políticos e instituciones de toda índole” para que respeten y legislen en dirección de una información con libertad, independencia y veracidad; así como para que se tenga muy presente el secreto profesional como derecho y obligación de los periodistas, “sin cuya aportación sería imposible hacer públicas informaciones relevantes”.

También se dirigen “a las empresas periodísticas”, porque tienen la obligación de ser conscientes de la función decisiva que tienen “para garantizar la salud del sistema democrático”. “Así pues, deben asumir en la misma medida su responsabilidad por el decisivo papel social y político que cumplen los medios de comunicación”, señala.

También se dirige a los propios periodistas, con el objetivo de que resistan las presiones porque “sobre ellos descansa la mayor de las responsabilidades”: garantizar que la sociedad reciba una información libre, veraz e independiente sin verse sometida a ningún tipo de interés.

El manifiesto finaliza con un llamamiento a la ciudadanía para que tenga conciencia de que “recibir una información libre de contaminación y de intereses ocultos no solo es un derecho que les asiste como miembros de una comunidad de seres libres e iguales, sino que es la única garantía de que esa condición –la cual les convierte en ciudadanos de una democracia– necesita ser respaldada activamente por todos y cada uno de los miembros de la comunidad”.