Sectores

ATA propone medidas para “seguir en la senda del crecimiento” y la creación de empleo

Asegura que solucionar la vida a los autónomos no supone un alto coste a las arcas públicas y contribuye a la creación de empleo

Los autónomos y pequeños empresarios son los principales protagonistas en la creación de empleo ya que estas sociedades representan más del 90 por ciento del tejido empresarial. El 2015 ha sido, para la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), el año del inicio de la recuperación económica en España, por lo que 2016 debe ser el año del despegue definitivo. Con tal motivo, propone fomentar el trabajo autónomo y el emprendimiento a través de una serie de medidas que pasan por rebajar el IVA a aquellas actividades que han sido protagonistas del incremento del mismo en 13 puntos porcentuales, pagar por lo que realmente se trabaja y poder darse de alta y de baja en la Seguridad Social el día real en el que se empieza y se termina de trabajar como autónomo o la reducción fiscal del IRPF en hasta 300 euros por gastos de sanidad, educación o rehabilitación del hogar, entre otras cosas.

Sin embargo, para ello se necesita “estabilidad política y responsabilidad, apostar por el empleo, el emprendimiento, el empleo estable, la reducción de cargas y trámites, la reducción de la presión fiscal y combatir la economía sumergida y la morosidad. Además necesitamos valentía a la hora de seguir apostando por los autónomos y así facilitarles su día a día, eliminando trabas y pagando las cuotas ajustadas al trabajo real de los autónomos”, asegura Lorenzo Amor, presidente de ATA.

La Federación asegura que solucionar la vida de los autónomos con sus propuestas no supone obligatoriamente un alto coste a las arcas públicas y “si los autónomos han sido los indudables protagonistas de la recuperación del empleo en España, facilitarles la vida será la mejor forma de seguir en la senda del crecimiento y de la creación de puestos de trabajo. No podemos permitir perder de nuevo el tejido empresarial que se ha mantenido y que hemos recuperado durante la crisis”, continúa.

A las anteriores propuestas se unen otras como establecer un 20 por ciento de recargo automático, no negociable, para cualquier factura que se pague fuera del plazo legal establecido, adoptar medidas eficaces contra la economía sumergida y que las Administraciones Públicas exijan, de forma obligatoria, un certificado de pago efectivo a toda la cadena de subcontratación por parte de la contrata en los casos de contratación pública.

Todas ellas tienen como objetivo continuar en la senda de 2015, año en el que la economía española ha crecido a un ritmo superior al tres por ciento, en el que se ha creado empleo y se ha registrado 50.000 nuevos autónomos, aspectos que han contribuido a que el Índice de Confianza del Consumidor cerrase el año en máximos históricos. “Nadie podía imaginar hace un año que España estaría creciendo y creando empleo a un ritmo superior a nuestros vecinos europeos. Nadie podía imaginar que la crisis serviría para que muchos afrontasen de cara la realidad y sus propios errores, los autónomos perdiesen el anonimato y los emprendedores se convirtiesen en la apuesta clara para crear empleo y salir de la crisis”, manifiesta Amor.