Destacado Nacional Noticias Política

ATA y UPTA presentan al Gobierno una propuesta únificada para mejorar la situación de los autónomos

Tras reunirse esta mañana con los líderes de las dos principales organizaciones de trabajadores autónomos de España -Lorenzo Amor de ATA y Eduardo Abad de UPTA- la Ministra del Trabajo, Magdalena Valerio, valoró de manera positiva el encuentro; calificando de “magnífica noticia” el que ambas organizaciones hayan  coincidido en una propuesta común para abordar, de la mano del Gobierno, los problemas del sector.

La titular de la cartera de Trabajo puso de relieve la importancia de los autónomos apelando a las cifras; así, se trata de un colectivo que albergaría a  4.000.000 de personas, pues a los 3.200.000 trabajadores autónomos registrados hay que sumar alrededor de 800.000 trabajadores adicionales que dependen de aquellos.

La Ministra subrayó la necesidad de reformar el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) para que las cotizaciones se realicen en función de los “rendimientos netos” (ingresos reales) de los trabajadores. Así mismo, destacó la necesidad de solucionar situaciones como la “sobrecotización” de cerca del 25% de los trabajadores autónomos (de quienes dijo pagan “injustamente” una cuota mínima cercana a 600 euros mensuales); el “abuso” al que son sometidos los denominados “falsos autónomos”; así como “la revisión del funcionamiento de las tarifas planas” de cotización, entre otros temas que las organizaciones han puesto sobre la mesa.

Valerio comunicó que desde su Ministerio se plantea establecer una “línea de contacto permanente” con el sector a fin de que este contribuya directamente tanto al “debate político” como al “diálogo social” que está teniendo lugar sobre el tema. En particular, apuntó que además de la Sub-Comisión del Congreso que estudia la reforma del RETA, se ha conformado una “mesa de diálogo social” y  después del verano se constituirá el Consejo del Trabajo Autónomo, un cuerpo donde tendrían representación todas las asociaciones de autónomos, independientemente de sus características profesionales. 

Por su parte, el Secretario General de UPTA, Eduardo Abad, puso en valor el diálogo constructivo sostenido con la representante del Gobierno, y quiso dejar claro, refiriéndose a la propuesta conjunta de ATA-UPTA “que hemos realizado un pacto inquebrantable” para mejorar el bienestar futuro de los autónomos; un pacto que dijo tener el  objetivo de hacer “justicia contributiva”; es decir, que “quienes ganan más sean quienes más contribuyan, y “aquellos que hacen un esfuerzo muy por encima de sus posibilidades contribuyan en menor medida”.

Desde ATA, Lorenzo Amor puntualizó que la propuesta presentada al Gobierno está basada en el “modelo danés”, el cual consiste en que el trabajador autónomo solo cotiza una vez que sabe cuál ha sido su rendimiento neto anual (ingreso real). Agregó además que en el documento presentado al Gobierno se ha plasmado la necesidad de combatir “la figura del falso autónomo” y de dotar de mayor protección al Trabajador Autónomo Dependiente Económicamente (TRADE). Fue enfático además en la importancia de “hacer llegar a los autónomos la idea de que la cotización a la seguridad social no es un impuesto sino una contribución que es devuelta con creces”.

Sobre el planteamiento de una bonificación al 100% de la cuota por baja de los autónomos, contenida en la propuesta, Valerio declinó pronunciarse para “ser prudente” y esperar las conclusiones de la Subcomisión del Congreso y de la mesa de diálogo social.

En cuanto a la regulación de la actividad de los TRADE, Valerio adelantó que se ha planteado hacer obligatoria la cotización de este tipo de trabajador como condición para cobrar la prestación por cese de actividad. Además, reconoció la complejidad que supone el registro de los autónomos económicamente dependientes, si bien se trata de una tarea ineludible para mejorar la protección a este colectivo.