Sectores

Aumenta un 7,5% la brecha entre compradores y vendedores de pisos

El portal inmobiliario “Pisos.com” ha realizado un estudio gracias al cual concluye que la diferencia de precio entre oferta y la demanda de los compradores de pisos se situó en 27.810 euros en 2014, un 7,5% más si se compara con el año anterior.

Este informe recoge que los vendedores han continuado haciendo ajustes y el precio del piso tipo ha caído un -8,5% de un año a otro. Apuntan que el cierre de operaciones ha estado condicionado por la delicada situación del empleo, la lenta recuperación de la financiación y la búsqueda de oportunidades inmobiliarias a precios por debajo del mercado.

Desde 2009 este portal inmobiliario lleva realizando un cruce entre oferta y demanda y muestra que la diferencia entre uno y otro era del 55% a nivel nacional hace seis años. En 2013 se acercaron posturas y llegaron al 20%, sin embargo en 2014 han vuelto a incrementarse hasta el 25%. Por otro lado, el precio de un piso tipo a la venta fue en 2014 de 140.310 euros, 13.050 menos que en el año anterior.

En cuanto a las expectativas de gasto de la demanda, de 2009 a 2011 la vivienda ideal tenía 90 metros cuadrados y costaba 142.500 euros de media. En 2014 se ha dado de nuevo una vuelta y las expectativas se han bajado hasta los 112.500 euros por una casa del mismo tamaño.

Por regiones tan solo Extremadura  subió en 2014 su presupuesto de partida a la hora de buscar una casa en venta.

MERCADO DE ALQUILER

En cuanto al alquiler, la diferencia entre las mensualidades por las que los propietarios anuncian los pisos y las rentas que indican los futuros inquilinos en sus búsquedas es del 13%. Esta brecha fue hace cinco años de un 27%.

La renta media que busca la demanda fue de 450 euros hasta 2013, bajando en 2014 hasta los 350 euros. En cuanto a la superficie, en 2010 se pedían 90 metros cuadrados, bajando en 2014 hasta los 70.

Por lo que a la oferta se refiere, se ha pasado de un piso tipo en alquiler de 571 euros mensuales en 2010 a uno de 394 euros al mes en 2014. La diferencia entre estas dos rentas de 177 euros supone al inquilino un ahorro anual de 2.124 euros.

Ninguna autonomía ha subido en 2014 su apuesta y han sido Extremadura, La Rioja y Madrid las regiones en las que el inquilino ha reducido su presupuesto. La autonomía con la renta más alta es País Vasco, con 650  euros de media.

Mª Asun Ten Olabarria