Economía Sectores

Aunque seas joven, ya puedes estar condicionando tu pensión de jubilación sin saberlo

Es frecuente que la gente joven o que aún ve muy lejana su edad de jubilación ni tan siquiera se preocupe por los detalles de algo que, aunque todavía no sea consciente, puede cambiar radicalmente su estilo de vida en el momento en el que su etapa laboral finalice. Jubilarse no es opcional; es algo que va a suceder tarde o temprano en la mayoría de casos, por lo que mirar a otro lado no tiene ningún sentido.

¿Por qué debería preocuparme algo que queda tan lejano en el tiempo?

El mucho tiempo que queda para el momento puntual en el que se concreta la jubilación es a menudo la principal excusa para obviar plantearse todo lo que tenga que ver con ese tema casi tabú a determinadas edades. Pero como podrás comprobar a continuación, cuanto antes afrontes la realidad de la jubilación mayor margen de maniobra tendrás para planificar la vida que te espera a partir de ese día.

Jubilarse va mucho más allá de dejar de trabajar y aparcar definitivamente nuestra vida laboral.Jubilarse es modificar sustancialmente tu nivel de ingresos mensuales, y si no estás preparado para ello con el tiempo suficiente, puede implicar también el ver notablemente recortado tu nivel de vida si la nueva realidad económica no te permite afrontar los gastos que hasta ese momento no tenías ningún problema en acometer.

Sí, es cierto: probablemente no te jubilarás hasta los 67 años (edad de jubilación actual en España), pero¿sabes cómo influye en la pensión de jubilación que te quedará a partir de entonces todo lo que a día de hoy estés haciendo con tu vida laboral? Y no menos importante: estarás de acuerdo en que si, por ejemplo, sabes que tienes que complementar tu pensión de jubilación con un ahorro de 100.000 euros, te será mucho más sencillo acumularlo a 30 años vista (tendrás que ahorrar 3.333 euros al año) que hacerlo cuando solo te queden 10 (necesitarás ahorrar 10.000 euros al año).

¿Qué pensión de jubilación me quedará cuando deje de trabajar?

De entrada, debes saber que como se ha comentado anteriormente, la edad de jubilación oficial en España es la de 67 años. A partir de esa edad, tus ingresos habituales se verán reemplazados por lo que se conoce como una pensión contributiva que te pagará mensualmente el Estado siempre que hayas cotizado más de 15 años en cualquier régimen (2 años de cotización deben estar necesariamente dentro de los últimos 15 años).

Además de la pensión contributiva más común, existen multitud de opciones especiales de jubilación que contemplan la posibilidad de jubilarse a edades más tempranas, pero en cualquier caso, debes saber que nunca se puede acceder a una pensión de jubilación con menos de 52 años.

PENSION on calculator displayPara poder calcular la pensión que nos quedará cuando nos jubilemos debemos conocer la base reguladora para el cálculo de la misma. A día de hoy, la base reguladora para el cálculo de la pensión tiene en cuenta los últimos 25 años cotizados. Es decir, para que lo entendamos de una manera mucho más gráfica: en el momento de jubilarnos tendríamos que coger las 300 últimas nóminas “normales” (sin pagas extras), correspondientes a 25 años, y hacer una media aritmética de la base de cotización de cada una de ellas, actualizando las cantidades con el IPC correspondiente (salvo las de los últimos 2 años).

Como puedes empezar a deducir mediante un cálculo rápido, en situaciones normales, los salarios que estés cobrando a partir de los 42 años ya empiezan a tener una importancia capital en tu futura pensión de jubilación, por lo que ya tenemos una primera edad no tan elevada a la que debes tener muy presente cualquier decisión que tomes en tu vida laboral, pues afectará directamente sobre tu pensión futura.

Una vez se tiene calculada la base reguladora, deben aplicarse a la misma unos coeficientes reductores progresivos. Estos coeficientes tienen la misión de rebajar tu pensión de jubilación en función de los años cotizados totales. Por ejemplo, si solo hubieras trabajado los 15 años que te dan acceso al cobro de la pensión, tu base se verá reducida en un 50% (la máxima reducción posible), mientras que en el otro extremo, para poder contar con la base completa deberás haber cotizado un total de 37 años en tu vida laboral.

Es decir, para plantearte poder cobrar la totalidad de la base de tu pensión deberías estar cotizando por lo menos desde los 30 años de edad. Y con esto ya hemos bajado a los 30 años la edad a la que puedes estar influyendo en tu futura pensión sin apenas ser consciente de ello.

Todas las cifras comentadas en este apartado presuponen la situación definitiva de las pensiones en España, aunque hay que hacer notar que debido a la última reforma de las pensiones existen condiciones transitorias que se alargarán hasta el año 2027, por lo que las jubilaciones previas a esa fecha pueden tener unas condiciones algo mejores que las presentadas aquí.

Una vez calculada la pensión mensual que se percibirá, cabe indicar la existencia de unos máximos y mínimos estipulados legalmente por el Estado, y que en 2015 corresponden respectivamente a 2.560,88 euros mensuales y entre 560,80 y 782,85 euros mensuales en función de la edad de jubilación y las cargas familiares.

La propia Seguridad Social pone a disposición de los ciudadanos una práctica calculadora de pensiones de jubilación que facilitan todo este proceso de cálculo. Sólo necesitaremos tener a mano un informe de vida laboral en el que podamos ver los periodos de alta en la Seguridad Social y el informe de bases de cotización de los últimos años.

Selfbank