Opinión

Baja los impuestos, que votan

Vaya casualidad más tonta. Mira tú por donde que ahora que se nos echa encima el año electoral 2015, Rajoy va y anuncia bajadas de impuestos a partir del 1 de enero del año que viene.

Primero de todo, esto ya son ganas de cachondearse del personal. Que pasándolas como muchos las están pasando del escatológico color castaño claro, que venga este señor a decir que gracias a algo tan poco original como previsible se van a recuperar la demanda y el ahorro. Mira, Mariano: las clases bajas no iban a sacarnos de esto y las altas tampoco, que son pocas y tramposas. Quedábamos las medias, a base de asalariados y pymes, y llevas tres años cociéndonos a fuego lento con todo tipo de impuestos. Así que gracias a ti aquí no queda ni el Tato para levanta el país.

Pero aunque quedase alguien, te aseguro que no movería el trasero para que te limpiaras la conciencia. En los últimos años, tanto vosotros como los que os antecedieron habéis tenido una única consigna: salvar los muebles de los amigos que habíais ido sembrando a base de tráfico de influencias y algún que otro zurcido legal, camuflando las operaciones con un rescate bancario que nunca fue necesario, unos recortes que no se aplican aquellos que los recetan y los imponen, y un programa político que estaba desprogramado desde el minuto uno. Así que ya sabes lo que tienes que hacer con la bajada de impuestos. Hacer eso que termina con un “por donde te quepa”.