Nacional

Baleares y La Rioja, en el reparto de ayudas financieras del Estado para fomentar la actividad empresarial

El Consejo Rector de Incentivos Regionales aprobó este martes la propuesta de modificación de la norma vigente sobre el reglamento de los mismos, así como la que regula la delimitación de las zonas de promoción económica.

Según informó el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, estos cambios son necesarios para adaptar la normativa española al nuevo marco comunitario en materia de ayudas para el período 2014-2020. Hacienda remitirá la propuesta a la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos, para su posterior aprobación por el Consejo de Ministros.

Desde el departamento de Cristóbal Montoro destacaron entre las novedades una “mayor intensidad” de ayudas en el caso de pymes y la inclusión en el mapa de ayudas de Islas Baleares y La Rioja.

Los incentivos regionales son las ayudas financieras que concede la Administración General del Estado a la inversión productiva para fomentar la actividad empresarial, orientando su localización hacia zonas previamente determinadas. Consisten en subvenciones a fondo perdido y tienen como objetivo paliar los desequilibrios interterritoriales.

Sólo quedarían fuera de su ámbito de aplicación las cuatro comunidades autónomas más desarrolladas. Se trata de Cataluña, Navarra, Comunidad de Madrid y País Vasco que, no obstante, pueden poner en marcha sus propias líneas autonómicas de ayudas regionales en las zonas autorizadas por la Comisión Europea.

De igual forma, se ha acordado un incremento de la inversión mínima exigible a los proyectos para que la línea de incentivos regionales se centre en las inversiones de mayor tamaño, mientras que las comunidades puedan atender las de menor cuantía. Se pasa así de 600.000 euros a 900.000 euros.

Además, se propone facilitar el cobro anticipado de las ayudas rebajando el importe mínimo de subvención para acceder a las liquidaciones a cuenta parciales de 5.000.000 euros a 1.000.000 euros, manteniendo la exigencia de aval.

SERVIMEDIA