Empresas

Banco Sabadell cierra el primer trimestre con un beneficio de 174,6 millones

El ratio de morosidad baja un 2,26 por ciento y se sitúa en el 11,68

Banco Sabadell cerró el primer trimestre del año con unas ganancias de 174,6 millones de euros, un 115 por ciento más que en el mismo ejercicio de 2014, según ha informado esta mañana la entidad bancaria, la cual destinó 906,5 millones de euros a provisiones, un 17,3 menos que el pasado año.

El saldo de activos dudosos se redujo en 1.047 millones de euros, contando con una cobertura del 51,4 por ciento frente al 49,4 por ciento del año anterior. Atendiendo a los márgenes, todos experimentaron crecimientos: el de antes de dotaciones aumentó un 1,2 por ciento hasta alcanzar los 1.142,4 millones de euros; el margen bruto alcanzó los 1.665,8 millones de euros, un 1,1 por ciento más que en 2014; y el margen de interés fue el principal protagonista, que creció un 21,3 por ciento y alcanzó los 643 millones de euros.

Por otro lado, el ratio de morosidad descendió hasta situarse en el 11,68 por ciento, 2,26 puntos menos que en el primer trimestre de 2014.

Crédito

La inversión creditaria bruta bajó un 1,4 por ciento, situándose en 118.526,8 millones de euros, pero aumentó un 0,8 si no se incluyen los saldos dudosos.

La nueva producción hipotecaria creció un 66 por ciento y el crédito comercial un 71 por ciento, consiguiendo el cuarto mes consecutivo en aumento.

En cuanto a la comercialización de activos inmobiliarios adjudicados, la venta de inmuebles a través de Solvia alcanzaron las 3.123 unidades.

Recursos

Los recursos gestionados subieron un 3,9 por ciento, alcanzando los 156.128,4 millones de euros. Por otro lado, los recursos de los clientes subieron un 0,2 por ciento, situándose en 94.899 millones, y los de fuera del balance alcanzan los 34.241,6 millones, que se traduce en un incremento del 27,4 por ciento.

La entidad bancaria atribuye esta evolución al “interés de los ahorradores por recurrir a otras modalidades de inversión con mayores expectativas de rentabilidad en la actual coyuntura de bajos tipos de intereses.

Yasmina Pena