Destacado

Banco Sabadell recorta casi un 30% el dividendo al accionista

El grupo Banco Sabadell ha cerrado el ejercicio de 2016 con un beneficio neto atribuido de 710,4 millones de euros, un 0,3% más que en 2015, y un margen de intereses de 3.837,8 millones de euros, lo que supone un incremento del 19,8% frente al pasado ejercicio. Sin TSB, el margen de intereses también mejora, lo hace un 4,6% hasta los 2.786,9 millones de euros.

 

Se ha repartido un dividendo de 0,05 euros por acción a cargo de los resultados de 2016, que incluye los 0,02 euros por acción que se pagaron en efectivo en diciembre de 2016, así como otro dividendo complementario de 0,03 euros por acción que se abonará también en efectivo en 2017 y que será sometido a aprobación en la próxima Junta General de Accionistas del banco.

 

Por el contrario en el ejercicio 2015 se repartió un dividendo por acción que ascendió a 0,068 euros por acción, es decir, un dividendo para el accionista casi un 30% superior al del ejercicio 2016.

 

Esto contrasta con las palabras con la que Josep Oliu, presidente del banco finalizó la Junta General de Accionistas el año pasado: “buscaremos, en todo momento,  la posibilidad de dar una rentabilidad adecuada a nuestros accionistas y una sostenibilidad en el tiempo que se derive de riesgos diversificados y fuentes de beneficio compensadas.”