Política Sectores

Bañez pide a sindicatos y patronal una subida salarial “al ritmo de la creación de empleo”

En lo que llevamos de año se han firmado 654 nuevos convenios con subidas “pactadas” del 0,7 por ciento

“Sed buenos y llegar a un acuerdo”, ese es de manera coloquial y directa el mensaje que la ministra Fátima Bañez ha trasladado a los agentes sociales de cara a la enésima reunión sobre el pacto salarial que mantendrán mañana martes patronal y sindicatos.

La falta de acuerdo ante un convenio caducado desde hace casi cuatro meses ha generado algo más que inquietud en los despachos del ministerio de Empleo desde donde, por el momento, “se respetará la negociación bipartita”. Respeto que no ha impedido a la propia Bañez haber tomado las riendas de un discurso en el que pide “responsabilidad y compromiso de país” en una negociación en la que “hay tres protagonistas, los trabajadores, las empresas y los desempleados que necesitan incorporarse cuanto antes al mercado de trabajo.”

Unas premisas éticas que la ministra de Empleo ha acompañado de la petición de subir los salarios “al ritmo de la creación de empleo”, es decir entre el 1 y el 1,2 por ciento si tomamos como referencia las previsiones de ocupación en EPA (Encuesta de Población Activa) publicadas esta misma mañana por la Airef (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal ). El encargo de urgencia se producía durante la inauguración de la jornada Impulsando el Mercado Laboral organizada por Aedipe, y en la que Bañez ha recordado que, el pasado 29 de julio, y ante el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tanto patronales como sindicatos “ya adoptaron el compromiso de subir los salarios de forma que se permitiese mejorar la competitividad de la empresas, crear empleo y dar oportunidades a los 4,5 millones de parados que necesitan un empleo”.

Movilizaciones y acuerdos bloqueados

Los que también han participado en la jornada han sido Tony Ferrer, secretario de Acción Sindical UGT (Unión General de Trabajadores), y Ramón Górriz Vitalla, su homólogo en CCOO (Comisiones Obreras),  quienes han vuelto a insistir en su “voluntad” para cerrar un acuerdo que “se está retrasando”. Una demora de más de seis meses que en palabras de Tony Ferrer, daría al traste con el objetivo de fortalecer los convenios colectivos, “los acuerdos son útiles cuando llegan a tiempo de ser efectivos” explicaba.

Además, Ferrer ha anunciado que en el caso de que, en breve, no se produzca el apretón de manos con la patronal que preside Juan Rosell -que en forma de propuesta, “se lleva esperando desde el 28 de marzo”- Comisiones Obreras y UGT iniciarán “conjuntamente una serie de movilizaciones” para reivindicar la firma de un acuerdo “que recoja los intereses de todos y que pasan porque se deben mejorar los salarios, la calidad del empleo y la sostenibilidad de los convenios”. Górriz por su parte ha continuado con la misma idea de “bloqueos y retrasos” y ha recordado que la bajada de los costes laborales unitarios ha sido de 11 puntos frente a los tres de la eurozona, lo que “permite margen para la competitividad real y que los trabajadores y trabajadoras recuperen el poder adquisitivo de los salarios”.

El secretario de acción sindical de Comisiones ha recalcado que la temporalidad debe ser sólo una cuestión “de causalidad”, por lo que es necesario una renovación de los convenios de trabajo, “que a un convenio le sustituya otro convenio”, exigía. En es punto Górriz ha expuesto que mientras que en 2010 existían 10.000 convenios en vigor que daban cobertura a 10 millones de trabajadores, el año pasado el total apenas ascendía a los 1.714 y que se redujeron a la mitad (05 millones) los empleados con cobertura.

Nueva cultura del empleo

Más allá de las polémicas de los convenios, sobre los que Fátima Bañez ha apuntado a un “crecimiento del 14 por ciento (654) en lo que va de año y en que recogen una “subida salarial pactada del 0,7 por ciento”, durante la jornada se ha hecho referencia en una nueva cultura del empleo basada en el modelo de “flexiseguridad”. Según los datos de Empleo ésta reforma silenciosa que “permite que todos tomen decisiones conjuntamente”, ha permitido 5.800 inaplicaciones de convenios que han supuesto el mantenimiento de más de 300.000 empleos.

Al igual que en su discurso de la pasada semana durante el Ágora de Empleo organizada por El Economista, Bañez ha vuelto ha recalcar que hoy hay más de 45.000 nuevas empresas “cuatro mil más que en 2.011”, y en la modernización de las políticas de Empleo que “por primera vinculan los recursos a los resultados”. De hecho, el 60 por ciento de la cuantía que percibirán la Comunidades Autónomas en este sentido, se vinculan a los objetivos de eficacia y que se están evaluando en la Conferencia Sectorial de Empleo que se celebra en estos momentos.

Esta “nueva cultura del empleo” a la que se ha referido la ministra pasa también por la reducción del número de contratos -cuatro en la actualidad- más el “contrato en cinco pasos” al que se accede desde la página web del Ministerio y que ya ha recibido más de 1,2 millones de entradas.