Nacional Política Sectores

Bañez reconoce que el empleo de calidad es la “asignatura” pendiente de España

El Gobierno no se conforma con que tres de cada cuatro contratos sean indefinidos

“Sumar, sumar y sumar voluntades” es para la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Bañez, la “fórmula de éxito para el Empleo en España”. No obstante en esta área el Gobierno siempre se ha marcado objetivos ambiciosos que, una vez superados, se consolidan como trampolín hacia nuevos logros.

Así, Fátima Bañez, reconocía que tras haber conseguido crear un millón de empleos durante esta legislatura, reducir el número de parados en 800.000 y generar 300.000 nuevas afiliados en las listas de la Seguridad Social, el reto del Partido Popular, de repetir mandato tras las elecciones del próximo 20 de diciembre será crear más puestos de trabajo y de calidad, “el empleo de calidad será la asignatura” afirmaba la titular de Empleo, durante la presentación del libro Acabemos con el paro del economista Daniel Lacalle.

Frase con la que dejaba claro que el hecho de que tres de cada cuatro trabajadores (74 por ciento), “cinco puntos más que al inicio de la crisis”, dispongan de un contrato indefinido no es suficiente para el Gobierno y España debe “mejorar el nivel de temporalidad”.

No obstante consolidar la recuperación del mercado laboral, alcanzar los 20 millones de empleados, reducir la tasa de paro a menos del 20 por ciento y mejorar las condiciones de los trabajadores, debe ir acompañado necesariamente de una mejora de la capacitación y la formación “España va a competir en talento”, explicaba Bañez.

Precisamente esta es una de las claves que Lacalle destacaba pocos minutos después “crear empleo pasa porque se mejore la competencia por el talento”. Cualidad a la que debe sumarse el fomento a las nuevas iniciativas y el impulso a la internacionalización “el empleo no se genera si no apoyamos el emprendimiento”, destacaba poniendo además de relevancia el éxito de las más de 151.000 empresas españolas que han salido a competir mercados “donde la competencia es feroz”.

Reforma laboral y fiscalidad

Respecto a las propuestas de derogar la Reforma Laboral (RL) que han lanzado algunos partidos políticos, el economista se ha mostrado abiertamente en contra, “aumentar la rigidez o entrar en los errores de 2007, multiplicándolos por dos, lleva al estancamiento. No podemos derogar la Reforma Laboral”. De hecho tanto Lacalle como Bañez han defendido que el giro normativo introducido por el Partido Popular en 2012 ha permitido que el despido sea  “el último recurso y no el único” para las empresas que atraviesan por situaciones complicadas.

La RL se caracteriza además por ser “la primera Ley que tiene en cuenta la estructura empresarial de España. Un país de pymes y microempresas”. No obstante hay que continuar avanzando para facilitar la creación de empleo en este segmento. Para ello es necesario reducir trabas y homogeneizar la normativa autonómica en materia de contratación “España no puede ser un país en el que los empresarios deban contratar una legión de abogados”.

Además, se debe mejorar la fiscalidad de las pymes y “plantear una reforma para el largo plazo” con la que se consiga a partir de la adaptación de las cotizaciones sociales ampliar las bases imponibles del Impuesto de Sociedades.

Toda vez que se aplicasen los puntos anteriores el resultado debería ser, según Lacalle, un aumento de la inversión de las empresas extranjeras “España es un país de oportunidades”.

Gran cambio en la recuperación

Al igual que pasó durante los años más voraces de la crisis, la recuperación que se vive en España no tiene parangón con las situaciones vividas en épocas anteriores como las de los años 80 y 90, lo que tiene su mejor reflejo en la creación de empleo. “España está protagonizando una recuperación con creación de empleo indefinido desde el primer momento”, sentenciaba una cotundente Bañez.

Paradigma que no se corresponde con la pauta de los años 90 cuando no se creó empleo indefinido hasta pasados 18 meses del inicio de la recuperación. En este sentido la ministra ha recordado que “del millón de empleos recuperados el incremento de la contratación indefinida fue del 27 por ciento”. 

Tesis que pocos minutos después refrendaba el economista Daniel Lacalle “nunca se ha salido de una recesión desde el empleo fijo”.

En este punto cabe recordar que según los datos de paro registrado correspondientes al mes de octubre de los 1,76 millones de contratos registrados este años 151.652 (8,62 por ciento) se firmaron sin fecha de vencimiento. De ellos 45.639 (30,09 por ciento) se correspondieron con conversiones. A su vez, 81.052 (53,44 por ciento), se produjeron a tiempo completo. Además, “los contratos temporales de menos de un mes no llegan al uno por ciento”, afirmaba Bañez.

No es esta la única diferencia. En esta “recuperación novedosa se crea empleo con crecimientos económicos moderados y de manera intensa”. De hecho es la primera vez que todo el crecimiento económico se traduce en creación de empleo.

Por otra parte Bañez ha puesto especial énfasis en que lo inclusivo de la recuperación del mercado de trabajo, especialmente en el colectivo de jóvenes “España sale de la crisis creando empleo entre jóvenes. En la crisis de los 90 se tardaron dos años en crear empleo y a fecha de hoy el crecimiento del empleo entre los jóvenes es cuatro veces superior al de la media de los países de la zona euro”.