Noticias

Bankia compensa la caída de sus ingresos por la reducción de sus provisiones

A pesar de la caída de ingresos; la contención de costes y aminoración de los saneamientos permiten equilibrar la balanza

Bankia ha comenzado 2016 viendo cómo crece su beneficio atribuido un 2,1% respecto al arranque del ejercicio anterior. Así, la entidad financiera habría ganado un total de 237 millones de euros durante este periodo, según ha informado este viernes su consejero delegado, José Sevilla.

“La entidad mantiene sus fortalezas en un entorno de tipos de interés complicado: el nivel de eficiencia de Bankia es muy elevado y la bajada de la morosidad nos permite hacer menos provisiones, lo que se traduce en que el beneficio y la rentabilidad se mantienen estables”, explicaba sobre esta cuestión el propio Sevilla.

Además, el directivo añadía que “en términos de balance las señales son muy positivas, ya que Bankia mantiene una fuerte generación de capital”. Un factor este que ha propiciado una mayor solvencia y la reducción de activos problemáticos, según apuntan desde la caja.

Los datos negativos

De vuelta a los datos, el margen de intereses se ha reducido en un 12,4%, hasta los 577 millones de euros, en consecuencia del menor rendimiento de los bonos de la SAREB, de la bajada del euríbor y la decisión de retirar las cláusulas suelo de la hipotecas.

A estas complicaciones se ha unido una caída del 13,2 % en los ingresos, que se estancaron en los 200 millones de euros. Pero este caso se explica con la nueva estrategia y posicionamiento de la entidad en materia de comisiones.

Cabe recordar en este punto, que el pasado 11 de enero, Bankia anunció que dejaría de cobrar comisiones a quienes domicilien sus ingresos.

El equilibrio en la balanza

La reducción de costes representa el punto opuesto en este arranque de año. Así, y a través del importante esfuerzo de contención, los gastos de explotación  y amortizaciones se redujeron un 1,2 %, manteniendo el ratio de eficiencia ex ROF en los 50,9 puntos porcentuales.

Por otro lado, la calidad del balance –otro de los puntos en los que Bankia se ha centrado últimamente- ha permitido reducir las dotaciones a provisiones un 41,4%. En cifras: 128 millones de euros.

Con todo ello, el beneficio antes de impuestos se sitúo en los 315 millones de euros, en línea con el del primer trimestre de 2015. Sin embargo, si se hubiera incluido en 2015 la aportación de City National Bank, el beneficio se habría reducido en algo más de tres puntos.

Focos comerciales

La caja ha puesto el foco en incrementar el crédito al consumo y a las empresas, lo que se ha traducido en la concesión de 2.889 millones de euros en préstamos. Crece, por lo tanto, un 11,7% en su tasa anual.

Las operaciones de comercio exterior, se ha convertido en otro de los ejes en materia de financiación.  La actividad de particulares se vio impulsada por las altas de nuevas tarjetas de crédito, que se han multiplicado por tres respecto a hace un año.

La matriz cae

Sin embargo, BFA, matriz de la entidad financiera, experimentó una caída de ocho puntos de sus beneficios, alcanzando los 262 millones de euros, descontando los resultados extraordinarios obtenidos a lo largo de 2015 por la venta de la práctica totalidad de las carteras de la deuda.

Diario Financiero