Nacional Política Sectores

Bankia devolverá “como mucho” el 30% del dinero del rescate

Según los expertos la mayor parte de las pérdidas del FROB no son recuperables

A pesar de las poco halagüeñas noticias de Banco de España sobre el estado de recuperación de las ayudas públicas durante el proceso de reestructuración bancaria la esperanza no sólo es lo último que se debe perder sino que además se viste de verde. Al menos a tenor de las palabras del ministro de Economía Luis de Guindos, que durante su intervención en el Fórum Europa Tribuna Mediterránea, ha insistido en que Bankia devolverá “muchísimas” de las ayudas públicas que ha recibido.

Sin embargo los expertos consultados por Diario Financiero no se muestran tan optimistas y opinan que la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri devolverá “como mucho entre el 25 y 30 por ciento” del salvavidas de más de 22.000 millones con los que se rescató al banco. Y eso a pesar del compromiso adquirido por De Guindos quien insistía que la privatización se producirá “maximizando el valor de la venta”. La evolución del proceso y su resultado serán una incógnita hasta, probablemente, muy avanzado el 2016, fecha en la que se produciría la compra de la entidad y no antes. “Ahora no es el momento. Los resultados del primer trimestre han sido muy débiles y no se ha concluido el proceso de normalización. Ésto genera incertidumbre y frena a los posibles compradores”, apuntan los analistas. De hecho a pesar de haber ganado un 12,8 por ciento más (244 millones de euros) y de haberse reducido la morosidad en 30 puntos con respecto al primer trimestre de 2014 (del 12,9 al 12,6 por ciento) , el margen de intereses cayó hasta los 693 millones, un 0,6 por ciento menos.

En cuanto a los efectos del rescate, los expertos coinciden en que entre el 60 y el 70 por ciento de las pérdidas “no son recuperables” lo que se traducirá en que “lo pagaremos todos los españoles”. El Estado “debe devolver el crédito sí o sí y sólo hay dos opciones posibles: ampliar la participación del Fondo de Garantía de Depósitos o repercutirlo en los contribuyentes”. Sea como fuere el agujero de Bankia y el resto de entidades continuará afectando a las cuentas macro y, aunque diluido en los próximos años, contribuirá con signo negativo en el apartado de déficit, algo que en la revisión del cuadro macro “se debería haber previsto desde Economía”.