Sectores

Barcelona perdonará la multa a los pisos turísticos que se cedan para alquiler social

Rebaja la sanción al 80 por ciento, teniendo que pagar solo el 20 por ciento de la cuantía

El Ayuntamiento de Barcelona ofrecerá a los propietarios de pisos turísticos ilegales una reducción del 80 por ciento de la multa si entregan dicho inmuebles durante tres años para alquiler social a la Mesa de Emergencia Social del Consistorio de Vivienda de Barcelona.

Las multas supondrán una media de 15.000 euros por vivienda utilizada ilícitamente, aunque podrían alcanzar los 90.000. Los propietarios tendrán que abonar el 20 por ciento restante de la sanción pasados esos tres años, una cuantía que podría alcanzar los 3.000 euros en caso de la media y los 18.000 si la sanción asciende a los 90.000 euros. Sin embargo, esta se podría eliminar si los propietarios siguen ofreciendo el alquiler hasta compensar su totalidad.

Lo ha detallado esta mañana la concejala del distrito de Ciutat Vella, Gala Pin, quien ha manifestado que notificará hasta el 15 de septiembre a los alrededor de 330 pisos que podrían adherirse al convenio.

Para agilizar los trámites de la localización de los inmuebles, el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, requerirá a las plataformas intermediarias que ofrecen los alquileres que faciliten al consistorio los datos de los pisos turísticos que alquilan sin tener el número de registro de la Generalitat. Si dichas plataformas no aceptan o no lo hacen en un plazo de 15 días, las sancionará por cada uno de los inmuebles que no hayan notificado.

Yasmina Pena