Nacional

Bárcenas y su mujer citados a declarar el 10 de abril

El magistrado de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, ha citado a declarar el 10 de abril al extesorero del PP Luis Bárcenas y a su mujer, Rosalía Iglesias, en el marco del ‘caso Gürtel‘, al existir indicios de que el matrimonio se enriqueció con el dinero de la supuesta contabilidad B del PP.

En un auto dictado este miércoles, el juez también señala que interrogará al extesorero del PP por la pieza separada de ‘los papeles de Bárcenas’. De esta forma, Ruz acepta la petición de la acusación y la Fiscalía para tomarles declaración en un momento en el que, como destaca el fiscal, la instrucción está a punto de concluir.

Ruz recuerda que los indicios existentes determinarían presuntamente “una eventual distracción de los fondos de la contabilidad de la contabilidad paralela del PP controlada por Bárcenas en su condición de gerente y después tesorero de la referida formación política, con el consiguiente presunto acrecentamiento en el patrimonio del imputado y de su esposa”.

Para ello, el juez señala que Bárcenas y Rosalía se abrían servido de “determinados movimientos en cuentas bancarias mantenidas por ambos en España y en Suiza”. En el auto, Ruz recuerda que está pendiente de recibir un informe sobre las correlaciones que pudieran existir entre los asientos de la contabilidad manuscrita por Bárcenas y los movimientos de sus cuentas en Suiza.

El juez acuerda, además, ampliar la comisión rogatoria a Suiza para que se identifique el origen de las transferencias a un cuenta del extesorero del PP en Lugano, que Bárcenas relaciona en uno de sus escritos con el también exgerente de las cuentas populares Rosendo Naseiro.

COMISIÓN ROGATORIA

En un segundo auto, Ruz amplía la comisión rogatoria a Suiza, en su pieza 41, para solicitar los datos que perfilarían la cuota presuntamente defraudada por el matrimonio en los fondos que mantenían en sus cuentas helvéticas.

En su escrito Ruz señala que en el momento presente, con “la exhaustiva documentación aportada en ejercicio de la cooperación judicial establecida con Suiza, y con anterioridad a la finalización de la instrucción, es ahora cuando corresponde incorporar formalmente la documentación sucesivamente aportada por las autoridades suizas que será utilizada en la ulterior fase del juicio oral”.