Empresas

Barclays se va de España ¿Qué pasa si tengo mi cuenta o hipoteca allí?

Según los expertos, nada de nada. Nada de lo que preocuparse por parte de los clientes de la entidad británica. Manuel Romera, Director del Sector Financiero de IE Business School indica que hace tiempo que Barclays está “desligándose de España, aunque aún no sabemos cuándo se va o si de verdad se va a ir”. Barclays puede actuar desde este punto de dos formas: vender toda su parte minorista, como ya pasó con NCG y que todo siga funcionando de la misma manera. O vender sus sucursales y que se fusionen con otro banco. Aunque ahora la venta de entidades está complicada, que se lo digan a la nacionalizada CatalunyaCaixa que no tiene demasiados postores, de momento. “Si decide irse seguramente venderá al mejor postor bancario o no bancario”, aclara Romera e insiste en que “es muy complicado saber quién lo va a comprar” y no se atreve a dar ningún nombre.

Los clientes solamente tienen que pensar que su banco puede pasar a llamarse de otra manera y que van a tener que abonar su hipoteca de la misma manera que hasta ahora. Las cuentas serán las mismas y las condiciones no suelen cambiar. Desde el IESE recuerdan que “si no se está de acuerdo con el nuevo banco, siempre puede cerrar la cuenta”.

Cerrar sucursales de banca minorista “es una decisión estratégica”, indica Rolf Campos, profesor de Economía del IESE Business School “pero el cliente no tiene nada que perder porque está protegido por el seguro de depósitos”. Campos cree que ahora el banco juega con un “hándicap” porque “cuando ya ha anunciado que “se va, la entidad ya no puede crecer más y el valor de la venta no va a mejorar” sino todo lo contrario.

Actualmente, el banco tiene en nuestro país 250 sucursales, 2.800 empleados en el país y unos 20.000 millones de euros en hipotecas. Hay que recordar que Barclays ya realizó el año pasado una reestructuración que redujo su número de sucursales españolas en más de cien y su plantilla en más de mil personas.