Nacional

Blesa asegura que los jubilados a los que Caja Madrid vendió las preferentes sabían lo que compraban porque no son "ignorantes financieros"

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa ha defendido este lunes la emisión de las preferentes por parte de la entidad y ha señalado que los jubilados, a los que se vendieron parte de estas participaciones, no tenían porque ser “ignorantes financieros” por lo que no desconocían en principio los riesgos del producto que estaban comprando. El 43% de las preferentes que Caja Madrid emitió en mayo de 2009, de hecho, se vendieron a mayores de 60 años.

Blesa, durante la hora de interrogatorio al que fue sometido esta tarde en calidad de querellado por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, se desvinculó de la venta de las preferentes y señaló en este sentido a los directores y empleados de las sucursales de Caja Madrid, según explicaron fuentes jurídicas. Dijo en este sentido que confiaba en los directores de las oficinas de la entidad y en su celo a la hora de transmitir la información sobre el riesgo a los potenciales clientes de las preferentes.

Blesa fue más allá y dijo que los clientes son “responsables” de no haberse leído el tríptico emitido por Caja Madrid para explicar a los clientes los riesgos de su inversión. También indicó que la emisión de estas participaciones estuvo avalada por el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

El juez Andreu dio al querellado la posibilidad de hacer uso de la última palabra, un ofrecimiento que el expresidente de la caja madrileña aprovechó para asegurar que mientras él fue el máximo responsable de Caja Madrid se pagaron las preferentes.

Los preferentistas congregados hoy frente a la Audiencia Nacional, muchos de ellos personas de avanzada edad, se abalanzaron sobre el coche en el que viajaba el expresidente de Caja Madrid, aporrearon el vehículo y lanzaron varios globos de agua contra el mismo, todo ello acompañado de gritos, abucheos e insultos.

Servimedia