Opinión

Borja Prado, presidente de Endesa ¡Despedido!

Una avería en una subestación de Endesa ha dejado sin suministro eléctrico a 44.000 abonados en Barcelona, lo que ha provocado que el ayuntamiento haya tenido que actuar con carácter urgente. Parece ser que a las 4.30 horas de la tarde, al menos 20.000 de estos clientes no habían vuelto del apagón.

Incluso se han revisado los semáforos colindantes a las zonas afectadas por si hubieran sido dañados. Una empresa del tamaño y prestigio de Endesa no se puede permitir este tipo de problemas dejando a casi 50 mil personas sin energía eléctrica. Debe hacer más a menudo trabajos de mantenimiento para evitar estos problemas.