Política Sectores

Brasil, ¿sueño dorado?

La peor pesadilla de cualquier brasileño no es que Alemania le meta un 7-1 en las semifinales del mundial que organiza como anfitrión, si no que apenas unos meses después, tu país entre en la peorrecesión económica de sus últimos 25 años…

Brasil ha pasado de aportar la primera letra al famoso acrónimo BRIC (Brasil, Rusia, India y China), a sufrir una contracción económica de la que no será fácil salir. Esta situación cobra especial relevancia cuando hablamos de la quinta mayor economía del mundo y de un país con más de 200 millones de habitantes.

Nosotros sufriremos sus problemas muy de cerca, ya que no debemos olvidar los fuertes lazos que unen a España con Latinoamérica, donde Brasil representa un 50% de la economía. Telefónica y Santander, las dos empresas con mayor peso dentro del Ibex-35, obtienen más del 25% de sus ingresos en Brasil.

Por si sus problemas económicos fueran escasos, a ello se une una importante fragmentación políticadesde que fuese reelegida Dilma Rouseff el año pasado. El despilfarro en la organización del mundial de fútbol (2014), de los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro (2016) y el escándalo de corrupción de Petrobras no hacen sino echar gasolina a un fuego que lleva tiempo encendido.

A nivel económico, son varias las cuestiones a analizar:

PIB

Su banco central ha rebajado recientemente sus previsiones para este año, en el que prevé una caída del -2,7% en el PIB de 2015. Teniendo en cuenta que el consumo interno supone el 65% del PIB, el último dato de ventas minoristas (-6,9% interanual) no invita al optimismo.

Deuda Pública

La agencia S&P calificó su deuda como ‘bono basura’ en septiembre, disparando al 15% anual la rentabilidad que exigen los inversores por comprar su deuda a diez años. Esto implica que cada vez le será más caro financiarse en los mercados y que el aumento de costes por intereses complicará el objetivo de reducir un déficit que hoy por hoy es del 9,2% del PIB.

A esto se une la próxima subida de tipos de la Fed, que hará subir al dólar. Brasil (y otros emergentes) tienen buena parte de su deuda emitida en dólares… que deberán devolver en dólares.

Devaluación de su divisa

El real brasileño cotiza en su nivel más bajo desde que se creó el euro. El tipo de cambio real-euroha caído un 35% desde febrero:

realbra

Dependencia de las materias primas y de China

Y es que además de futbolistas, Brasil también exporta multitud de recursos naturales.

El país es el segundo mayor productor mundial de alimentos y mayor exportador mundial de carne, café, caña de azúcar o naranjas. Con varios yacimientos de importancia, Brasil puede presumir de ser  el11º exportador mundial de petróleo. Y si de lo que hablamos es de materiales básicos, debemos saber que es el segundo mayor exportador de hierro.

Con China como su principal socio comercial, no es de extrañar que esté acusando como el que más la caída de los precios de las materias primas y el renovado debate que existe hoy en día en torno a la desaceleración económica del gigante asiático.

Banco Central

Con fama de haber actuado erróneamente en el pasado, los responsables de dirigir su política monetaria se encuentran ahora en una encrucijada.

Una manera de estimular la economía sería bajar tipos (actualmente en el 14,25%), pero su banco central tiene las manos atadas porque esto derivaría en una mayor inflación (actualmente en el 9,5%). ¿Por qué? Porque el coste del crédito sería más reducido y porque la moneda se devaluaría aún más. En ese caso, importar bienes del extranjero les será cada vez más caro y las empresas extranjeras elevarán precios para minimizar el impacto del real brasileño en sus cuentas.

Inversión extranjera

Este es un problema que comparte con otros países emergentes. Tras haber tirado del carro de la economía mundial durante la crisis financiera, estos países han dejado de estar de moda. La puntilla la ha puesto el desplome del precio de las materias primas y la próxima subida de los tipos de interés por parte de la Fed, que afectará a la deuda de muchas empresas y gobiernos emergentes tienen emitida en dólares.

Bolsa

Su índice de referencia Ibovespa es, de los principales índices del mundo, el que peor comportamiento lleva en 2015 (-6% aprox.). Por no hablar de la cotización de Petrobras…:

ibovespapetrobras

 

 

 

 

 

 

¿Qué cabe esperar del futuro?

Con este panorama encima de la mesa, Brasil necesita como agua de mayo una recuperación del precio de las materias primas y una mayor estabilidad política.

Ante la debilidad de su divisa, sus productos son cada vez más competitivos en el extranjero. Lasexportaciones, que crecieron un 7,5% en el segundo trimestre, parecen ser lo único que está mejorando en Brasil. Sin embargo, el comercio exterior solo supone el 15% de la economía brasileña, por lo que este efecto positivo es incapaz por sí solo de revertir la situación.

Mucho se habla de la elevada deuda de los países emergentes, pero lo cierto es que el ratio deuda respecto a PIB es muy inferior en estos países que en los de occidente. Aunque el ratio de Brasil no es muy elevado comparado con otros, teniendo en cuenta que su deuda está considerada como bono basura, endeudarse aún más no parece que sea la solución. En esta lista puede verse en qué nivel se encuentra este ratio en algunas economías:

tabla deuda

Selfbank