Empresas

Brufau no considera dramática la economía sumergida

brufauEl presidente de Repsol, Antonio Brufau, ha manifestado que la economía sumergida “no es dramática”, si bien ha añadido que el Gobierno tiene que reaccionar y luchar “sin lugar a dudas” para combatirla sobre todo “en temas de personal y derechos humanos” que “es lo más preocupante”.

En declaraciones a los periodistas en Sevilla tras su intervención en el Congreso Anual de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE), Brufau ha indicado que el Gobierno “siempre” tiene que reaccionar “sobre aquello que no está blanqueado en el sistema” y ha afirmado que la economía sumergida trabaja con una fiscalidad diferente a aquellos que “de alguna forma” se enfrentan a la sociedad pagando sus impuestos.

“El Gobierno tiene que reaccionar, pero no es dramático porque en toda Europa y en todo el mundo hay economía sumergida”, ha manifestado, al tiempo que ha agregado que quiere creer que “la economía sumergida es una primera fase de gente que no se ve capaz de mantener abierto un comercio, una industria o un tenderete con máxima transparencia fiscal pero el día que pueda será capaz”.

Brufau ha insistido en que se trata de un proceso, si bien ha instado al Gobierno a luchar “sin lugar a dudas”, sobre todo “en temas de personal y derechos humanos” que es a su juicio “lo más preocupante”. Al hilo, ha dicho que los trabajadores tienen que estar dados de alta en la Seguridad Social, así como empleada de una forma transparente.

Asimismo, ha señalado que las personas físicas o empresas que declinan pagar impuestos se sumerge en este tipo de economía “porque no puede hacer otra cosa”. De este modo, se ha mostrado comprensivo con la economía sumergida y ha añadido que se trata de “una oportunidad para que el día en que estas economías vean que así no pueden funcionar porque están en una cloaca mucho tiempo saldrán a la luz, pagarán sus impuestos y crearán riquezas”.

“Creo que lo que marcan es un camino que el Gobierno ya sigue y dan también una señal de esperanza. Profundizando en las reformas y aspectos cualitativos se puede crear empleo y estoy convencido de que el ministerio ya lo sabe”, ha concluido.

EUROPA PRESS