Empresas

Brufau garantiza que el nuevo impuesto de exploración de hidrocarburos puede afectar a proyectos como los sondeos en Canarias

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, aseguró este martes que el nuevo impuesto aprobado por el Gobierno para la exploración de hidrocarburos “sí puede afectar a la rentabilidad de algún proyecto”, como los sondeos iniciados frente a las costas Canarias cuyos primeros resultados se conocerán en “cuatro o seis semanas”.

Durante una rueda de prensa con motivo del acuerdo de compra de Talisman Energy, Brufau consideró que a falta de conocer en detalle la nueva normativa, el impuesto “puede afectar a la rentabilidad de algún proyecto exploratorio” en España.

Brufau reconoció que “nos da un poquito de preocupación que un tema de esta magnitud se produzca cuando el proyecto ya está en marcha”, en referencia a las sondeos petrolíferos iniciados por la petrolera a mediados de noviembre frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura.

Por ello, apuntó Brufau, desde la petrolera estudiarán el efecto de esta tasa y analizarán los resultados de la exploración para ver si es rentable o no”, así como la cantidad de barriles para ver “si el proyecto puede llevarse adelante con estos condicionantes fiscales”.

Por su parte, el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, precisó que en “cuatro o seis semanas” se conocerán los primeros resultados de los sondeos en Canarias que por el momento se desarrollan con “absoluta normalidad”.

En cualquier caso, matizó que en caso de hallarse crudo o gas en la zona, lo que podría conocerse entre finales de enero y principios de febrero, se deberá analizar si es comercializable, para lo que se precisaría un plazo mayor de tiempo.

SERVIMEDIA