Empresas Sectores

Bruselas aprueba la compra de Jazztel por parte de Orange con condiciones

Orange tendrá que vender fibra, dar acceso a la red de ADSL de Jazztel y a su red de móvil a un cuarto operador

La Comisión Europea ha aprobado la compra de Jazztel por parte del grupo galo Orange a un precio de 3.400 millones de euros, sujeta a una serie de condiciones que permitan a una cuarta compañía competir con los tres grandes operadores convergentes que quedarán en España tras dicha operación.

Tras la adquisición, Orange, que es el tercer operador de servicios de telecomunicaciones en España, y Jazztel, que ocupa el cuarto puesto, se fusionarán para competir en el mercado de fijo y móvil con Telefónica y Vodafone, que el pasado verano integró a Ono tras aprobar Bruselas dicha sin condiciones.

Como parte de las condiciones impuestas por Bruselas, Orange se ha comprometido a ceder una red independiente de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) que abarca entre 700.000 y 800.000 unidades inmobiliarias y que es similar al tamaño de la red actual de FTTH de Orange en España.

Esta red de alta velocidad abarca 13 municipios urbanos situados en cinco de las mayores ciudades españolas, como son Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Málaga.

Asimismo, la firma gala se ha comprometido a ofrecer acceso mayorista a la red nacional de ADSL de Jazztel al comprador de la red fibra durante un período de hasta ocho años.

El compromiso se refiere a un número ilimitado de abonados y permitirá al comprador competir inmediatamente en el 78% del territorio español. “El coste de este acceso mayorista a la red ADSL de Jazztel permitirá al nuevo operador competir con la misma agresividad con la que Orange y Jazztel lo hacen actualmente”, ha explicado la Comisión Europea.

Entrada de un cuarto operador

Bruselas ha indicado que las medidas “correctivas” tomadas en su conjunto garantizan que un cuarto operador de ámbito nacional pueda introducirse en el mercado español y competir “eficazmente” en mercados de acceso fijo a Internet. “Estas medidas despejan plenamente las dudas planteadas por la fusión en los mercados que implican la prestación de servicios de acceso fijo a Internet en España”, ha asegurado.

En este sentido, la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, ha señalado que una cuestión “importante” antes de aprobar la absorción de Orange por Jazztel era asegurarse de que los consumidores en España no tendrían que “soportar” precios más elevados por el acceso fijo a Internet.

“Con las medidas correctivas adoptadas en esta fusión, un nuevo operador podrá penetrar en el mercado y competir con el mismo vigor con el que lo hacen Orange y Jazztel en la actualidad”, ha asegurado la comisaria europea en un comunicado.