Nacional

Bruselas aplaude los buenos datos de España pero el toque de atención lo pone en la tasa de desempleo

La Comisión Europea ha avisado de que los desequilibrios acumulados por la economía española ya no son “excesivos”, aunque siguen existiendo algunos riesgos. Así consta en el ‘Informe sobre los desequilibrios macroeconómicos’ realizado por la Comisión Europea en el marco del semestre europeo de gobernanza económica. Esta tarde, según ha anunciado el presidente de la institución europea, Olli Rehn se conocerán más datos sobre las recomendaciones de Bruselas para la mejora de la economía de los países del euro.

Rehn ha indicado que que España ha realizado “un ajuste significativo” a lo largo del último año y que, de mantenerse la tendencia actual, “posiblemente seguirá reduciendo sus desequilibrios de forma gradual”. Aunque el mandatario europeo ha insistido en que se sigue “necesitando acciones políticas decisivas” porque a pesar de haber vuelto a la senda del crecimiento, España tiene dos retos importantes que son “la elevada deuda pública y el alto nivel de desempleo”.

“Todavía hay muchísimos desafíos por delante”, explicó el responsable de Asuntos Económicos, entre los que se encuentran el elevado nivel de deuda pública y privada y que hay “grandes desafíos por lo que se refiere al funcionamiento del mercado laboral”.

En este sentido, destacó la importancia de “mejorar la competitividad de la economía española”, para lo que “hay que contener los costes salariales” y aumentar la competitividad d de los mercados de servicios, entre otras cosas.

“La Comisión se basa en este análisis para concluir que los desequilibrios en España ya no pueden calificarse de excesivos, si bien hace hincapié en que siguen existiendo riesgos”, puntualiza el informe.

Ahora el foco se ha puesto en un nuevo país de la zona euro y es Italia. Rehn ha dicho que Italia tiene que dar pasos adicionales, tiene que hacer “más reformas para reforzar el crecimiento del euro” así como hacer crecer el empleo.

Servimedia