Noticias

Bruselas espera un acuerdo con Grecia a “principios de junio” como muy tarde

Juncker se muestra confiado con los pasos que se están dando en las negociaciones

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, se ha mostrado esta tarde optimista de cara a conseguir un acuerdo con Grecia y sus acreedores “a principios de junio” y que permita desbloquear parte del último tramo pendiente del rescate al país heleno.

Juncker, sin embargo, ha descartado la posibilidad de que se alcance un acuerdo con Atenas en el próximo Eurogrupo que comenzará el jueves 21 en Riga, porque según el presidente de la Coimisión “Riga no está pensado para eso”. No obstante, ha expresado a Bloomberg que se está progresando en la búsqueda de acuerdos.

“Todavía hay cuestiones que están abiertas”, ha avisado no obstante el portavoz de Juncker, que ha insistido en que “se está progresando, a pesar del ritmo lento”. “Todavía hay cuestiones abiertas, hay un vacío que necesita cubrirse. Hay discusiones en marcha como saben día y noche”, ha precisado, insistiendo en que el Ejecutivo comunitario confía en “un acuerdo sea posible en línea con la declaración del Eurogrupo del 20 de febrero”.

“Trabajamos con nuestros socios, las otras instituciones (BCE y FMI), en el espíritu y la letra de las instrucciones del Eurogrupo para llegar a una solución holística, completa. No podemos confirmar un informe,  tal y como ha sido presentado por la prensa griega, no podemos confirmar la existencia de este paquete e ignoramos de donde viene”, ha zanjado en alusión al presunto plan de compromiso de Juncker.

Europa se muestra flexible

El planteamiento del presidente de la Comisión relaja el objetivo de superávit primario en 2015 al 0,75 por ciento del PIB, mientras que para 2016 lo fija en el 2 por ciento y al 3,5 por ciento del PIB para los dos ejercicios siguientes.

Por otro lado, la propuesta auspiciada por Juncker apunta a una reforma del IVA que se llevaría a cabo después del verano y supondría armonizar al 18 por ciento el tipo aplicado a las transacciones en efectivo y al 15 por ciento las de tarjetas de crédito, mientras se mantendría el tipo mínimo para los bienes de primera necesidad.

Además, se contempla ajustar la tasa extraordinaria sobre los ingresos que superen los 30.000 euros anuales, mientras se mantiene el impuesto a la propiedad (ENFIA).

A cambio, la proposición apunta que en el mes de junio Atenas recibiría el tramo pendiente del rescate de 1.800 millones de euros, así como 1.900 millones de euros por las ganancias en 2014 del BCE a raíz del extinto programa de compras de deuda del país heleno (SMP), mientras que después de julio se desembolsaría el importe correspondiente a las ganancias del SMP en 2015.