Mercado Deportivo

Bruselas exige a siete equipos españoles devolver hasta 68,8 millones de euros

También fueron investigados cinco clubes de los Países Bajos, aunque en este país no se encontraron indicios de ayudas ilegales

La Comisión Europea ha comunicado este lunes que exige a siete clubes de fútbol españoles, entre los que se encuentran el Real Madrid y el Barcelona, a devolver hasta 68,8 millones de euros otorgados a través de ayudas estatales.

El ente comunitario ha concluido que se trata de apoyos públicos ilegales. En el caso de los dos grandes de nuestra liga se considera que han recibido un trato fiscal privilegiado, ya que han quedado exentos de la obligación general de transformarse en sociedades anónimas durante un periodo de 20 años, una situación en la que también se encuentran el Athletic Club de Bilbao y el Osasuna.

Cabe recordar que gracias a esta ventaja, los cuatro clubes disfrutan de un tipo fiscal ventajoso del 25%, frente al 30% al que hacen frente el resto de equipos. Así, el Ejecutivo europeo exige una multa de hasta cinco millones de euros para cada equipo –aunque la cuantía final debe ser fijada por las autoridades

A parte de esta multa, el Real Madrid deberá afrontar la devolución de 18,6 millones de euros por la recalificación de los terrenos de Valdebebas, aunque la sanción más importante de las decididas por Bruselas es la que afecta al Valencia, que deberá devolver a las autoridades públicas un total de 20,4 millones de euros.

Valencia

Llama la atención del caso valenciano, ya que el Ejecutivo comunitario ha investigado los avales que otorgó el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) por sus préstamos concedidos a dos tres clubes de la comunidad –incluyendo el anterior-.

Así, el Hércules debería devolver 6,1 millones de euros y el Elche otros 3,7 millones –aparte de la cantidad citada anteriormente en el caso del equipo de la capital del Turia-. Se considera que el aval público del IVF permitió a los equipos obtener préstamos en condiciones más favorables, por lo que se beneficiaron de una ventaja económica frente a otros equipos –ya que no pagaron una remuneración adecuada por ello-.

“Utilizar el dinero de los contribuyentes para financiar a clubes de fútbol profesional puede falsear la competencia”, ha advertido Margrethe Vestager, comisaria responsable de Competencia sobre esta cuestión.

Además, la propia comisaria ha destacado que “los fondos públicos deben cumplir las normas de competencia leal, y en estos casos, las subvenciones investigadas no las cumplieron”.

Al respecto también se ha querido pronunciar Ricardo Cardoso, portavoz comunitario en materia de Competencia, quien habría recalcado que la decisión se ha tomado basándose en “hechos” y “evaluando caso por caso”.

Investigación en los Países Bajos

Por otro lado, Bruselas también ha examinado el apoyo recibido por cinco clubes de los Países Bajos, entre los que se encuentra el PSV Eindhovern, al que se le ha investigado la recalificación de unos terrenos. Sin embargo, en este caso, los servicios europeos han concluido que todas las operaciones se llevaron a cabo de acuerdo a las normas de la Unión Europea.