Política

Bruselas planea que las empresas comunitarias informen de sus cuentas ‘país por país’

Las empresas deberán informar sobre ingresos, beneficios, impuestos o capital, entre otros datos

El Pleno del Parlamento Europeo ha respaldado este jueves la propuesta de la Comisión Europea en el que se establece el intercambio automático de información tributaria de las multinacionales comunitarias.

Bruselas ha planteado que todas aquellas compañías con una facturación que supere los 750 millones de euros deberían informar sobre la declaración fiscal de cada país en el que operan. Estos datos fiscales deberán ser entregados al Estado en el que la sociedad tenga establecido su domicilio fiscal.

Ante cualquier petición, este país deberá compartir la información con el resto de naciones –en las que opera la propia empresa-. El plazo con el que contarán las empresas, es de doce meses tras el cierre del ejercicio fiscal, para enviar los datos, y otros tres  para el intercambio automático entre estados.

Las áreas sobre las que se deberá informar son las siguientes: beneficios, ingresos, impuestos abonados, capital, activos materiales y el número total de empleados

Por otro lado, la cámara legislativa Europea no solo ha dado su respaldo al texto, sino que también ha pedido que se prevean “sanciones disuasorias” para aquellas sociedades que decidan no colaborar.

Ahora, queda en manos de los veintiocho decidir sobre si se adopta esta propuesta comunitaria. El acuerdo, para ser válido, se debe tomar por unanimidad.