Destacado Economía Internacional Política

Bruselas pone sobre la mesa una propuesta de bonos de titulización de deuda soberana

La Comisión Europea propuso este jueves nuevas normas que permitirán crear soluciones impulsadas por el mercado para respaldar una mayor integración y diversificación en el sector financiero europeo, promoviendo así una Unión Económica y Monetaria “más fuerte”.

Esta propuesta, según informó la Comisión, eliminará los obstáculos normativos injustificados al desarrollo impulsado por el mercado de bonos de titulización de deuda soberana (BTDS). Estos valores serían emitidos por entidades privadas y otorgarían un crédito sobre una cartera de bonos públicos de la zona del euro.

El funcionario europeo responsable de Estabilidad, Servicios Financieros y Unión de los Mercados de Capitales, Valdis Dombrovskis, afirmó que los BTDS, por su propia concepción, no implicarían una mutualización de los riesgos y pérdidas entre los Estados miembros de la zona del euro. Sólo los inversores privados compartirían el riesgo y las posibles pérdidas, subrayó.

Según Bruselas, invertir en estos nuevos instrumentos ayudaría a los inversores, como pueden ser los fondos, las empresas de seguros o los bancos, a diversificar sus carteras de deuda soberana, dando lugar a unos mercados financieros más integrados. Si la propuesta acaba siendo aprobada la Comisión afirma que “mejoraría la estabilidad de la eurozona” debido a que facilitaría la creación de un mercado de BTDSs por parte de las entidades financieras privadas.

Contribuiría, además, a debilitar el vínculo entre los bancos y sus países de origen, que, pese a los progresos observados recientemente, sigue siendo fuerte en algunos casos. Los BTDS no afectarían negativamente a los mercados de bonos nacionales ya existentes.

Los BTDS funcionarían como un ‘pool’ diversificado de bonos soberanos de la zona euro, cada uno ponderado por el peso de su economía. Al considerar la compra de BTDSs los inversionistas podrían escoger adquirir bonos con mayor o menor riesgo en función de su “apetito de riesgo”. Los instrumentos más riesgosos serían aquellos que absorberían una eventual pérdida producida en el ‘pool’ subyacente, aunque serían aquellos que pagarían los retornos más altos.

La propuesta presentada por la Comisión fija una serie de criterios precisos de admisibilidad que los BTDS deberán cumplir para acogerse al régimen reglamentario previsto. El concepto de los BTDS fue inicialmente propuesto por un grupo de académicos en el artículo “ESBies: Safety in the Tranches“, publicado por la revista Economic Policy.